Ropa protectora contra el riesgo biológicowww.fuerzasmilitares.org (11SEPw2014).- Un aumento de infecciones de ébola en Liberia está impulsando una epidemia creciente en África occidental que pone en riesgo a los trabajadores de la salud en su intento por tratar a cifras abrumadoras de enfermos.

Una proporción mayor de trabajadores de la salud se ha contagiado más en este brote que en cualquiera de los anteriores. El caso más reciente fue el de un médico enviado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para tratar enfermos en Sierra Leona. La organización no entró en detalles, pero un estadounidense infectado en África occidental arribó el martes a Estados Unidos para recibir tratamiento en el Hospital de la Universidad de Emory en Georgia.

Es el segundo empleado de la OMS infectado en Sierra Leona, y la agencia de salud de la ONU dijo que después de una investigación del primer caso, el personal que combate el ébola cuenta ahora con mejores condiciones, incluidos alojamientos más grandes y con mayor privacidad.

Se cree que la epidemia en África occidental ha matado a más de 2.200 personas y los especialistas en salud pública coinciden en que ha escapado a todo control. Se cree que la cifra de infectados en Guinea, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal supera los 4.200.

La epidemia se extiende sobre todo en Liberia, donde la OMS dijo que se registraron más de 500 casos nuevos en una semana. La organización advirtió el 8 de septiembre que prevé miles de casos nuevos en las próximas semanas. Cada vez que se abre un nuevo centro de tratamiento, inmediatamente se ve desbordado, "lo que indica una incidencia enorme pero hasta entonces invisible", dijo la OMS.

"El hecho de que gente altamente capacitada resulte infectada se debe a que el número de casos supera el de las camas", dijo Jorge Castilla, epidemiólogo del Departamento de Ayuda Humanitaria de la Unión Europea que visitó recientemente los países más afectados. "Cuando uno tiene demasiados pacientes, tiene demasiado trabajo, se cansa, y cuando uno se cansa comete errores".
Estragos entre los especialistas

La OMS modificó la respuesta de sus especialistas a un brote del ébola en Sierra Leona, después que un científico que trabaja para la agencia contrajo la enfermedad el mes pasado, anunció una portavoz el martes.

Un segundo experto de la OMS, un médico, también se infectó, anunció la agencia el lunes. No ha suministrado más informaciones sobre el paciente, pero el Hospital de la Universidad Emory en Estados Unidos recibió el martes a un estadounidense que se infectó mientras trabajaba en África Occidental.

El brote de ébola que arrasa esa zona del África ha causado estragos entre los trabajadores de la salud. Después que un epidemiólogo senegalés de la OMS contrajo el virus, la agencia realizó una investigación para determinar cómo se había infectado.

Aunque la OMS no difundió los resultados de la investigación, la vocera Nyka Alexander dijo el martes que las instalaciones del personal en Sierra Leona han sido expandidas para que el personal no tenga que compartir espacio con funcionarios de otras agencias. También se hicieron modificaciones en los procedimientos de trabajo, incluso el aumento de los controles rutinarios de temperatura para todos los que lleguen a dichas instalaciones, agregó.

La portavoz dijo que el informe revelaba claramente cómo se había infectado el epidemiólogo pero agregó que la agencia no difundirá los detalles.

"No se trata de un riesgo nuevo o inesperado", afirmó.

Alexander agregó que se ha iniciado una segunda investigación para determinar cómo se infectó el médico de la OMS y la agencia también recomendó que el gobierno de Sierra Leona dejara de aceptar nuevos pacientes en la clínica de ébola donde ocurrió el incidente.

De las más de 3.500 personas que se cree infectadas en Guinea, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal, un 10 % ha sido trabajadores de la salud. Los países más afectados ya padecían gran escasez de médicos y enfermeras antes del brote y ahora se ha complicado todavía más la situación ande la dificultad de reclutar más especialistas.

Aunque la mayoría de las personas que trabajan en los centros de tratamiento son locales, los expertos dicen que se necesitan varios centenares más de trabajadores de la salud extranjeros. La Unión Africana prometió el lunes enviar por lo menos cien personas a Liberia, Sierra Leona y Guinea, en misiones de apoyo médico de seis meses. La Unión Europea donará 5 millones de euros (6,4 millones de dólares) para financiar la misión. No está en claro cuándo llegará el primero de los equipos.

Estados Unidos y Gran Bretaña anunciaron el lunes que construirán centros de tratamiento en África Occidental.

AP