La Unión Europea (UE) ha confirmado la extensión de su misión Atalanta hasta el fin de 2014 y dio luz verde a una ampliación de su radio de acción, que permitirá a las tropas europeas atacar las bases de los piratas en la costa somalí.

Los ministros de Exteriores del bloque ratificaron el consenso alcanzado la víspera por sus homólogos de Defensa, que repasaron el estado de la operación.

"El propósito de la UE es permitir que se ataquen las instalaciones en tierra desde donde se produce el asalto a los barcos en mar, teniendo por supuesto un enorme cuidado de que esto no se traduzca en víctimas civiles", dijo hoy a su llegada a la cita el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo.

"A mi juicio, la situación anterior, en que atacaban, venían y se hacían una foto desde tierra me parece bastante inadmisible", explicó justo antes del inicio del encuentro.

García-Margallo defendió el "desmantelamiento de las instalaciones en tierra" porque hasta ahora "lo que se producía es que (los piratas) venían, atacaban, volvían y se metían en barrera, como diríamos en los toros. Y eso evidentemente no puede ser".

El documento aprobado hoy por los ministros de Exteriores, además de prorrogar el mandato de Atalanta hasta 2014, señala que el radio de acción de la misión incluye "el territorio costero y las aguas interiores de Somalia", después de que el gobierno del país haya dado su consentimiento.

Con ello, se da luz verde política a los ataques contra las infraestructuras piratas en tierra, que países como Francia y España venían demandando desde hace meses.

Alemania fue el último país en levantar sus reservas a la medida, tras obtener garantías de que no supondrá acciones más allá de dos kilómetros hacia el interior de la costa, explicó una fuente diplomática.

El Comité Político y de Seguridad de la UE, de todos modos, tiene previsto acordar la próxima semana las nuevas reglas de enfrentamiento de la misión y los detalles de la nueva planificación.

Una vez completados todos esos preparativos, el comandante de la misión, Duncan Potts, podrá ordenar desde el cuartel general de Northwood (Reino Unido) el comienzo de los primeros ataques contra las bases, que se harán principalmente desde el aire.

Sobre el terreno, el mando de la misión corresponde hasta el próximo mes de abril al contraalmirante español Jorge Manso, que se encuentra a bordo del "Patiño".

La jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, destacó la importancia de la misión y del "problema real de la piratería" y defendió la necesidad de no sólo combatir a los piratas, sino de dar "alternativas" a los jóvenes somalís.

Atalanta se puso en marcha en diciembre de 2008, fecha desde la que se ha detenido a 117 presuntos piratas. Actualmente la operación cuenta con alrededor de 1.400 efectivos y, según la UE, en 2011 permitió abortar hasta 27 ataques contra barcos que surcaban el Índico.

España tiene desplegados en el área dos buques, el "Patiño" y el "Infanta Elena", y un avión de vigilancia marítima.

elmundo.es