El teniente coronel Oliver, el mapa de África con Europa incrustada y el periodista de RNE Emilio Andreu, que toma notas / E. V.www.fuerzasmilitares.org (31OCT2014).- Sobrevolando África nos damos cuenta de que los mapas son una gran mentira, que el mundo no es como pensamos: África está infradimensionada respecto a Norteamérica o la misma Europa. Se trata de los desmanes de la proyección cartográfica de Mercator, que dicen los expertos.

Y es con nuestra visita al destacamento «Marfil» del Ejército del Aire (EA) -el pasado viernes, en el marco de la visita del ministro Pedro Morenés a Dakar y Bamako- donde advertimos aún más esa realidad. Sobre todo cuando el jefe del contingente, el teniente coronel Miguel Oliver, nos incrusta el mapa de Europa (hasta los Urales) en la superficie africana.

Desplegado a finales de enero de 2013, este destacamento de 55 militares(52 EA y 3 de cuerpos comunes) y un avión C-130 «Hércules» tiene como misión apoyar en el transporte a Francia en su despliegue en el Sahel. Primero con la misión «Serval» contra el avance del yihadismo en esta estratégica franja del norte africano; ahora con la denominada operación «Barján», extendida a más países.

El teniente coronel Oliver nos actualiza los datos del destacamento «Marfil», uno de los tres que el Ejército del Aire mantiene desplegados en África. Los otros dos son el «Orión» en Yibuti (con un avión de vigilancia marítima P-3) y el «Mamba» en Gabón de apoyo a Francia en República Centroafricana (con un C-295).

Desde que se desplegara hace 21 meses los aviones del Ejército del Aire en el «Marfil» (siempre ha habido uno, a veces el C-130, otras el C-295, dependiendo de las necesidades francesas) se han llevado a cabo un total de678 salidas,  2.157 horas de vuelo, 5.471 personas transportadas, 868.177 kilos transportados, 2.269.474 litros de combustible repostado y 9.520 litrossuministrados.

Dentro de Malí los desplazamientos desde Dakar -base del destacamento para evitar la zona de inestabilidad- tienen seis destinos: Bamako, Kayes, Mopti y las más conflictivas Tombuctú, Gao y Tessalit (en la frontera con Argelia).

En el continente africano los destinos abarcan Bissau (Guinea Bissau), Banjul (Gambia), Abidjan (Costa de Marfil), Nouakchott (Mauritania), Niamey (Chad), Abuja (Nigeria) o N’djamena (Chad), «lugar este último que desde Dakar supone una distancia como la existente entre Zaragoza y Moscú, con 6 horas y 41 minutos de vuelo», nos advierte el teniente coronel Oliver en su presentación ofrecida a los periodistas.

Por cierto, el destacamento «Marfil» pertenece al Ala 31 con base en Zaragoza, «lo que sea, cuando sea y donde sea», reza su lema.

Bajo el mando de operaciones español (MOPS) y cedido al mando de operaciones aéreas francés (CDAOA) en la nueva operación «Barján», el destacamento «Marfil» desempeña las misiones de transporte de personal militar, carga y reabastecimiento en vuelo.

Quedan excluidos de las misiones el transporte de militares de operaciones especiales para combatir en la zona, las aeroevacuaciones programadas de heridos (Medevac) aunque sí puede trasladar puntualmente a algún herido, el lanzamiento de paracaidistas, misiones extra-teatro y el transporte de prisioneros/detenidos.

Un mapa de África de Michelin -que para eso estamos en una base aérea francesa en Senegal- se puede contemplar en un tablero apuntalado en la zona donde el ministro Morenés y su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, conocerán de primera mano a los militares españoles y franceses presentes en esta misión aérea.

Amarillo desértico, escasas poblaciones, fronteras porosas, distancias inabarcables para los patrones de seguridad occidentales… es ahí, en ese mapa del Sahel infradimensionado donde el peligroso cóctel del yihadismo, narcotráfico, tráfico de armas y trata de blancas trata de campar a sus anchas. Más al norte, el Dorado. ¡Europa, Europa!.

abc.es