El presidente Abdoulaye Wade perdió las elecciones presidenciales del domingo en Senegal. De 85 años de edad, Wade ha sido presidente del país de África Occidental durante doce años, pero ha sido derrotado por su antiguo aliado, el exprimer ministro Macky Sall, cuando trataba de conseguir un tercer mandato.

Wade ganó la primera vuelta de las presidenciales. Según informó la comisión nacional electoral senegalesa, Abdoulaye Wade consiguió el 34,82% de los votos (942.546) mientras que su principal rival, Macky Sall, obtuvo un 26,57% (719.369) de los sufragios en la primera ronda celebrada el 27 de febrero.

Los otros candidatos que participaron en la primera ronda se aliaron con Sall, que podría haber obtenido aproximadamente el doble de votos que Wade durante la segunda vuelta electoral del domingo.

Wade reconoció la derrota en un discurso televisado la noche del domingo y dijo que había llamado a Sall para felicitarle por su victoria.

Los comicios presidenciales se han desarrollado en medio de un clima tenso tras la represión vivida en las últimas semanas en las manifestaciones pacíficas en el centro de Dakar, con decenas de detenciones de opositores y manifestantes y al menos seis muertos.

Las manifestaciones comenzaron cuando el Tribunal Constitucional senegalés autorizó a finales del pasado mes de enero la disputada candidatura del presidente Abdoulaye Wade a las elecciones presidenciales de febrero. En el cargo desde el año 2000, y reelegido en 2007, Wade se presentaba por tercera vez tras haber realizado varias modificaciones en la Constitución para poder optar a un tercer mandato.

Varios miembros de la oposición pidieron a sus militantes defender su voto para evitar cualquier fraude antes de la publicación de los resultados, haciendo temer disturbios frente a los colegios electorales.

Wade también había pedido a los jóvenes de su partido proteger sus papeletas para que la oposición no pueda "sabotear" los comicios en los que están convocados 5,3 millones de senegaleses.

La Unión Africana propuso una "hoja de ruta" que prevé que en caso de victoria Wade deje el poder al cabo de dos años para poner fin a la violencia.

Por su parte, Naciones Unidas manifestaba su "preocupación" por la situación en Senegal y pidió que las elecciones presidenciales se desarrollasen de forma pacífica, transparente y equitativa.

"Espero sinceramente que estas elecciones se desarrollen de forma pacífica y transparente, para que se respete la voluntad del pueblo. Seguiremos de cerca la evolución de la situación en Senegal y lo que ocurre allí nos preocupa", declaró Ban Ki-moon, secretario general de la ONU.

afrol.com