Martin Saliawww.fuerzasmilitares.org (17NOV2014).- El doctor Martin Salia, repatriado el pasado sábado a EEUU desde Sierra Leona, ha fallecido víctima del ébola. El Nebraska Medical Center, donde recibía tratamiento, ha informado que "lamentablemente, a pesar de todos nuestros esfuerzos, no hemos sido capaces de salvarle".

La Casa Blanca, en un comunicado de condolencia, ha expresado que "el doctor Salia dedicó su vida a salvar a otros".

"Su muerte", añade, "es otro recordatorio de la factura humana de esta enfermedad y de la imperiosa necesidad de combatirla en su epicentro, donde el doctor Salia estaba comprometido con su vocación".

Martin Salia, nacido en Sierra Leona y con residencia permanente en EEUU, casado con una ciudadana estadounidense y padre de varios hijos, trabajaba como voluntario en un hospital de Freetown.

En las últimas horas tanto su esposa, Isatu Salia, como su hijo, Maada Salia, habían atendido a los medios de comunicación. Visiblemente emocionados, alabaron el coraje de quien había acudido a la llamada de emergencia de su país sin preocuparse por su propia salud.

Durante el pasado fin de semana Salia había sido ingresado en el Nebraska Medical Center, uno de los pocos hospitales del país con experiencia en el tratamiento del virus del Ébola. La condición de Salia, "extremadamente grave" cuando aterrizó procedente de África, no mejoró a pesar de que los expertos emplearon suero de otros pacientes de ébola, ya reestablecidos, así como uno de los fármacos experimentales, Zmapp.

La suya es la segunda muerte por ébola en EEUU, después de la de Thomas Eric Duncan, en Texas. Sí lograron curarse los médicos Ken Brantly y Rick Sacra, la enfermera Nancy Writebol y el fotógrafo de la NBC Ashoka Mukpo. Sacra y Mukpo fueron tratados con éxito en el Nebraska Medical Center.

RIA Novosti