Miles de egipcios llegaron en la mañana de este viernes a la plaza de Tahrirpara protestar contra la Junta Militar y pedir la exclusión política de exmiembros del anterior régimen, tras varias decisiones polémicas relativas a las próximas elecciones presidenciales.

La llegada de los manifestantes es emitida por canales de televisión, al tiempo que otros medios hacen eco de los incidentes ocurridos en la noche de este jueves,cuando activistas revolucionarios cortaron temporalmente el tráfico en uno de los puentes sobre el río Niloque dan acceso al centro de la capital.

Más de una treintena de partidos y movimientos convocaron a la concentración bajo el lema "No a la Constitución escrita bajo el control militar", aunque si bien los islamistas Hermanos Musulmanes optaron por el lema de "Viernes de la autodeterminación".

Pese a la variedad de tendencias,los organizadores coinciden en pedir la exclusión política de quienes ocuparon cargos en el mandato del expresidente Hosni Mubaraky la salida del poder de la Junta Militar, que se comprometió a traspasar la autoridad a un presidente elegido democráticamente para el próximo 30 de junio.

La protesta viene precedida por la decisión de la Junta Militar de derivar al Tribunal Constitucional las enmiendas aprobadas por el Parlamento-controlado por los islamistas- que suspenden los derechos políticos de los antiguos altos cargos de Mubarak.

Los islamistas también tienen previsto mostrar su rechazo a la inhabilitación esta semana de dos de los favoritos para los comicios presidenciales, cuya primera vuelta se celebrará los próximos 23 y 24 de mayo: el candidato de los Hermanos Musulmanes Jairat al Shater y el predicador salafista Hazem Abu Ismail.

Al Shater fue apartado por la condena que recibió en tiempos de Mubarak y que lo inhabilitaba para ejercer sus derechos políticos, mientras que sobre Abu Ismail influyó la supuesta nacionalidad estadounidense de su madre, contraria a la ley.

La Comisión Electoral también dejó fuera de la contienda electoral al exvicepresidente y hombre fuerte de Mubarak, Omar Suleimán, si bien sigue en pie la candidatura del exprimer ministro Ahmed Shafiq.

Por su parte, lasfuerzas revolucionarias se oponen a la supervisión de las elecciones por parte de los dirigentes castrenses e insisten en la eliminación de los juicios militares a civiles.

Tampoco están conformes con las recientes declaraciones del jefe de la Junta Militar, Husein Tantaui, que expresó su deseo de que se establezca la nueva Constitución antes del traspaso de poder al nuevo presidente, lo que parece poco probable con el calendario actual.

La manifestación de este viernes supone un nuevo pulso a la Junta Militar cuando falta una semana para que se dé inicio a la campaña electoral y poco más de un mes para que se celebre la primera vuelta de los comicios de los que saldrá elegido el primer presidente tras la revolución del 25 de Enero de 2011.

EFE