Las fuerzas navales que la UE mantiene cerca del Cuerno de África realizaron hoy un primer ataque aéreo contra equipos piratas en la costa de Somalia, según la nota de prensa publicada en la web de la Operación Atalanta.

Un ataque aéreo “enfocado, preciso y proporcionado”, según esta nota, se llevó a cabo de acuerdo con la resolución 1851 del Consejo de Seguridad de la ONU y contó con pleno apoyo del Gobierno provisional de Somalia. No causó víctimas ni heridos.

El contralmirante Dunch Potts, jefe de la Operación Atalanta, manifestó la confianza de que esta acción contribuirá a incrementar la presión sobre los piratas e impedirles que ataquen a buques mercantes. “Vecinos locales y pescadores somalíes, muchos de los cuales han sufrido a causa de la piratería, pueden estar seguros de que apuntamos contra suministros conocidos de los piratas y seguiremos actuando de la misma manera en el futuro”, dijo.

La portavoz de Atalanta, comandante Jacqueline Sherriff, precisó en declaraciones a la prensa europea que el ataque fue realizado por un helicóptero y que  el objetivo eran “varios esquifes en tierra, en la costa somalí” que estaban equipados con “motores potentes” para zarpar rápidamente y atacar a buques comerciales.

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, celebró el éxito de esta operación al recordar que la piratería obstruye el tráfico marítimo en la zona, mina la economía de las naciones limítrofes con Somalia e implica costes  humanos, pues unos 200 marineros todavía permanecen en calidad de rehenes en manos de los piratas.

RIA Novosti