El presidente electo de Egipto, Mohamed Morsi, dijo hoy por la noche, durante su primer discurso televisado, que respetará todos los acuerdos internacionales y que quiere paz, luego de haber sido declarado oficialmente el ganador de la elección presidencial.

"Nosotros trabajaremos de forma ardua para salvaguardar la seguridad de Egipto ... Nosotros respetaremos todas las convenciones y los acuerdos internacionales. Le hemos dicho al mundo que nosotros queremos paz", dijo Morsi.

"Nosotros formaremos relaciones muy equilibradas con todas las fuerzas internacionales. Habrá equilibrio entre nosotros y todos los demás países con base en los intereses comunes y el respeto mutuo. Intentaremos tratarlos de forma igualitaria", dijo el ganador presidencial.

Morsi señaló que Egipto no interferirá en los asuntos de otros, ni permitirá que nadie interfiera en sus asuntos internos.

Como candidato de la Hermandad Musulmana, Morsi prometió que será un presidente para todos los egipcios.

"No hay diferencia entre coptos y musulmanes. Todos son gobernados por la ley", dijo Morsi. "La unidad nacional es la única manera de sacar a Egipto de su estado actual".

La comisión de la elección presidencial anunció hoy por la tarde que Morsi ganó la segunda vuelta presidencial con el 51,7 por ciento de los votos y derrotó al ex primer ministro Ahmed Shafiq.

Xinhua