El G/J Henry de Jesús Rangel Silva es egresado de la Academia Militar de Venezuela en el año 1982 como Sub- teniente del Ejército y Licenciado en Ciencias y Artes Militares, además obtuvo el título de Ingeniero en Electrónica, mención comunicaciones en el Instituto Universitario Politécnico de las Fuerzas Armadas. Durante su vida académica ha realizado distintas Maestrías, una de ellas en Mercadeo y Ventas y otra en Ciencias y Artes Militares, así como también algunas especializaciones en el área de Desarrollo, Organización y Estrategia, las cuales representan el eje transversal de su formación intelectual.

En su vida profesional se ha destacado en el desempeño de distintos cargos públicos, ejerciendo una labor ajustada a las normas y leyes establecidas, con base al compromiso moral y ético. Durante el año 1999 forma parte del equipo de la Casa Militar, desarrollando la importante labor de Edecán del Ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías. Posteriormente se desempeñó como Comandante del 34 Regimiento de Comunicaciones del Ejército “José Tadeo Monagas”, en donde impulsó una activa labor en la adecuación de la plataforma tecnológica para el Sistema Electoral venezolano. Años más tarde estuvo al frente del Instituto Nacional de la Vivienda (INAVI), aportando todas sus ideas y conocimientos en planificación, Desarrollo y Organización, dejando bien plantada su semilla, la cual fue reconocida por los distintos sectores de la vida pública nacional. Esto lo llevó a  asumir el rol de Viceministro de Vivienda y Hábitat hasta el año 2004.

La posibilidad de que Estados Unidos compre aviones militares a Brasil reflejó una apuesta de la principal empresa latinoamericana de aeronáutica, Embraer, para crecer en el área de defensa y seguridad, opinan expertos. La brasileña Embraer figura entre los cinco mayores fabricantes de aviones de todo el mundo, pero hay claros indicios de que la parte de los ingresos que percibe por ventas de seguridad y defensa va en aumento.

Esas ventas suman hoy casi 14% de su facturación total, que en 2011 debió estar entre US$5.600 millones y US$5.800 millones, según las últimas proyecciones difundidas por la empresa al cerrar el tercer trimestre del año pasado. Hasta hace poco, los ingresos de Embraer por las áreas de seguridad y defensa apenas ascendían a 10% del total, pero su presidente Frederico Curado, definió que quiere duplicar esa proporción en unos años.

Los expertos creen que si Embraer concreta la venta de 20 Super Tucano al Pentágono por US$ 355 millones, paralizada en la justicia estadounidense, podría abrirse nuevos mercados para esos aviones ligeros que ya vuelan en países de América Latina.

El presidente Hugo Chávez, expresó el lunes su "solidaridad" con Irán al reunirse en Caracas con su colega Mahmud Ahmadinejad, quien "se rió" de las sospechas de Estados Unidos de que busca el arma atómica, en momentos de creciente tensión diplomática con Occidente.
"Sabemos que uno de los objetivos que tiene el imperio yanqui en la mira desde hace mucho tiempo es Irán. Así que (expresamos) nuestra solidaridad", afirmó Chávez tras un encuentro de cuatro horas con Ahmadinejad, que inició en Caracas una gira regional por cuatro países con discurso hostil hacia Estados Unidos.
El presidente iraní repudió por su parte las sospechas de los occidentales de que su programa nuclear persigue desarrollar la bomba atómica: "No saben lo que está ocurriendo. Todos saben que esto es algo para reírse, para burlarse", dijo Ahmadinejad, según la traducción al español de sus palabras en persa.
También Chávez estimó que la acusación de que Irán "está desarrollando energía nuclear con fines militaristas y guerreristas (...) es una falsedad", como "la excusa sobre (la supuesta presencia de) armas de destrucción masiva para hacer lo que hicieron en Irak", comentó.

El ex guerrillero Daniel Ortega asumió este martes su tercer mandato presidencial en Nicaragua, en uno de los países más pobres del mundo, con una hegemonía parlamentaria que hace temer a la maltrecha oposición derivas autoritarias.

Flanqueado por sus aliados, el iraní Mahmud Ahmadinejad, y el venezolano Hugo Chávez, Ortega juró frente a mas de 8.000 invitados, entre ellos 30 delegaciones extranjeras, obispos y los principales empresarios nicaragüenses, que colmaron esta noche la remodelada Plaza de la Revolución.

Los sones de "Nicaragua, Nicaragüita", en versión grabada del cantautor Carlos Mejía Godoy, atronaron la plaza mientras Ortega firmaba los documentos. Luego el presidente se cuadró con saludo militar frente a Chávez, antes de abrazar sucesivamente a su esposa, Rosario Murillo y al presidente iraní.

Al inicio de la ceremonia Ortega, Chávez y Ahmadinejad se habían fundido en largo apretón de manos tripartito, mientras media docena de otros jefes de Estado o gobierno invitados permanecían al margen.

Lejos de las “tormentas” políticas, la percepción que tienen los nicaragüenses del trabajo que realizan la Policía y el Ejército de Nicaragua, es positiva, y muy levemente son cuestionados cuando se trata de seguridad ciudadana y el combate contra el narcotráfico y el crimen organizado, según los resultados de la última encuesta Sistema de Monitoreo de Opinión Pública, Sismo, realizada por M&R Consultores.

Un 71.7% de los encuestados, esta vez consideraron que las autoridades policiales realizan un trabajo positivo en las diferentes direcciones con que cuentan, contra un 7.5% que perciben lo contrario; mientras el Ejército logró un 78.6% de percepción favorable, un 3% desfavorable y 18.3% califican como regular la labor de esta última institución. 

El 74.2% valora como positivo el trabajo que realiza la Policía en contra del crimen organizado y el narcotráfico, contra un 6.7% que ve lo contrario. Al ser consultados sobre este punto, pero desde su simpatía política, los partidarios del Frente Sandinista son los que mejor califican a esta institución, con un 81.6% de positivo, mientras que los de la oposición otorgan un 57.8% y los independientes un 67.7%. 
Desde la óptica generacional, los jóvenes y adultos dan más del 70% de aprobación a la Policía.

El Ejército de Nicaragua sacó mejor nota, ya que un 93.5% considera como positivo el trabajo que realizan en contra del crimen organizado, contra un 4.0% que ve una labor negativa. Midiendo la percepción positiva desde la simpatía política, los partidarios del Frente Sandinista otorgan un 96.1% y los opositores un 83.7%.