Algunos pobladores en dificultades para comprar alimentosEn una encuesta dada a conocer hoy se indicó que en los últimos 12 meses, el 18,2 por ciento de los residentes de Estados Unidos han pasado por momentos en los que no pudieron comprar alimentos.

En el peor caso, uno de cada cuatro habitantes del estado de Mississippi informaron que en los últimos 12 meses no tuvieron dinero suficiente, al menos en una ocasión, para comprar los alimentos necesarios para ellos o sus familias, se indicó en la encuesta Gallup.

Los habitantes de los estados de Alabama y Delaware se encuentran entre quienes tienen más probabilidades de batallar para comprar alimentos y quienes viven en los estados de Dakota del Norte, Dakota del Sur y Vermont son los que menos probabilidades tienen de enfrentar este problema, indicó la encuesta.

En 15 estados del país, al menos uno de cada cinco habitantes dijo haber batallado para comprar los alimentos que necesitaban al menos una vez en los últimos 12 meses. Quienes habitan en el sureste y el suroeste de Estados Unidos son los que tienen mayores probabilidades de batallar para compar alimentos y quienes viven en las planicies montañosas y el oeste medio son los que tienen menos probabilidades de experimentar dificultades alimentarias, agregó.

La sequía de 2012, la peor desde 1950, ha afectado cerca del 80 por ciento de las tierras agrícolas estadounidenses y amenaza con elevar el costo de los alimentos en los próximos meses porque se espera que los daños a las cosechas por causa de la sequía tengan como resultado escasez de alimentos y alza en los precios, predijo Gallup.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos predijo que el precio de la carne de cerdo, de res y de aves, así como de los productos lácteos, podría aumentar en un par de meses, pero el efecto total del incremento en el precio del maíz para los alimentos empacados y procesados podría tomar entre 10 y 12 meses antes de aparecer en los anaqueles del supermercado.

Los resultados de la encuesta se basan en sondeos realizados de enero a junio de 2012 entre 177.662 adultos estadounidenses.

Xinhua