Rafael CorreaEl presidente de Ecuador, Rafael Correa, consideró que sería "suicida" la posibilidad de que Reino Unido acceda a la embajada de su país en Londres para detener al fundador de Wikileaks, Julian Assange, a quien la nación sudamericana le otorgó "asilo diplomático".

"Si Reino Unido viola la soberanía ecuatoriana sería un suicidio porque luego se podrían violentar las embajadas de ese país en cualquier parte del planeta", dijo el mandatario en una entrevista divulgada hoy por el canal público Ecuador TV.

"Sería suicida para (Reino Unido) porque más tarde se podrían violar las sedes diplomáticas de ese país en todos los rincones del planeta y no tendrían qué decir. Sería terrible, un precedente nefasto", apuntó.

Ecuador asegura que recibió una "amenaza explícita y por escrito" del gobierno británico en la que advierte la posibilidad de irrumpir en la embajada ecuatoriana en Londres amparado en una legislación interna para arrestar a Assange.

El australiano se refugia en esa legación diplomática desde hace dos meses para evitar ser extraditado a Suecia donde la justicia lo reclama por acusaciones de delitos sexuales, que él niega.

Reino Unido ha rechazado el asilo otorgado por Ecuador y se ha negado a entregarle un salvoconducto para que pueda viajar a Quito, pues se mantiene en que no cejará en su obligación de extraditarlo a Suecia.

Correa declaró que la amenaza de ingresar a la fuerza a la embajada ecuatoriana en Londres se mantiene, pues a la fecha el "Reino Unido no se ha retractado" de esa postura y tampoco "ha pedido disculpas".

De ahí que la "amenaza" está vigente, y por ende, aún "existe el peligro" de que pueda ocurrir, aunque él lo considera poco probable por la presión internacional.

El gobernante ecuatoriano aseveró que en el hipotético caso de que la advertencia británica se concrete, su país reaccionará con firmeza. "Reaccionaríamos con la ley en la mano, con el respeto a los principios del derecho internacional, pero con total firmeza ante esta intolerable violación de nuestra soberanía", advirtió.

El jefe de Estado destacó que espera un rechazo "claro y contundente" de los cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se reúnen el próximo viernes en Washington para deliberar sobre el conflicto que mantienen Quito y Londres por el caso Assange.

Según Correa, la OEA debe rechazar "la intimidación de Reino Unido", que en su opinión, "viola el derecho interamericano y mundial, la Convención de Viena sobre asilo diplomático, entre otros" instrumentos.

Además, no descartó llevar su queja ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para denunciar la "amenaza" británica o ir a otras instancias internacionales.

Xinhua