República de BoliviaLas exportaciones de Bolivia a China tuvieron un crecimiento histórico de 4.657 por ciento en los últimos nueve años, aunque mantiene una balanza comercial negativa con el país asiático, informaron hoy el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE) y el privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Las ventas bolivianas al país asiático pasaron de siete millones de dólares en 2002 a un máximo histórico de 333 millones de dólares en 2011, un aumento de 326 millones de dólares en casi una década.

El informe del IBCE señala que para este año se mantiene la tendencia creciente, ya que hasta el primer semestre de 2012 las ventas bolivianas a China llegaron a 160 millones de dólares y se perfila que sobrepasen la suma de 320 millones de dólares en exportaciones.

"Estas cifras históricas demuestran que Bolivia se está abriendo a los mercados asiáticos y es importante tomando en cuenta que el país tiene que apuntar a las ventas al exterior para mantener los positivos indicadores económicos que hemos logrado en los últimos cinco años", afirmó el economista Luis Ballivián.

De acuerdo con el análisis del especialista, Bolivia debe proponerse ingresar a los países asiáticos como China con productos diversos y no sólo con materia prima, como los minerales.

China ocupó el octavo lugar en las exportaciones bolivianas en 2011, con una participación de 4 por ciento sobre el total de las ventas externas de Bolivia al mundo.

Bolivia logró en 2011 un récord de exportaciones gracias al efecto "buenos precios internacionales" y no así por el crecimiento de producción de volúmenes, lo cual deja al país andino expuesto a la vulnerabilidad externa.

Según los datos del INE y del IBCE, las exportaciones bolivianas en 2011, sin reexportaciones ni efectos personales, alcanzaron 9.040 millones de dólares, más de 2.000 millones de dólares por encima de 2010 y 20,2 millones de toneladas en términos de volumen, cantidad superior en 732.000 toneladas respecto a la gestión 2010.

Según el gobierno boliviano, las cooperaciones económicas y comerciales con China son fructíferas y con grandes perspectivas de ser ampliadas en los próximos años.

Los datos del IBCE señalan que el crecimiento de las ventas bolivianas a China pasó de siete millones de dólares en 2002, a 11 millones en 2003 y a 23 millones en 2004.

En 2005 el valor de las exportaciones nacionales al país asiático alcanzaron 21 millones de dólares, para aumentar a 36 millones en 2006 y a 58 millones de dólares en 2007.

En 2008 las exportaciones aumentaron a 129 millones de dólares y en 2009 a 131 millones, hasta alcanzar en 209 millones en 2010 y la cifra récord de 333 millones de dólares en 2011.

DEFICIT COMERCIAL

De acuerdo con los datos del INE, en los últimos 10 años Bolivia mantuvo una balanza comercial negativa con China, particularmente en el período 2002 a 2011, cuando las ventas al país asiático acumularon 958 millones de dólares, mientras que las compras sumaron 3.455 millones de dólares.

Esto representó un saldo negativo de 2.498 millones de dólares.

Según el INE, el saldo comercial negativo fue de 88 millones de dólares en 2002, de 76 millones en 2003, de 87 millones en 2004, de 143 millones en 2005, de 191 millones en 2006, de 255 millones en 2007, de 316 millones en 2008, de 285 millones en 2009, de 444 millones en 2010 y de 613 millones de dólares en 2011.

Para el primer semestre de 2012 las exportaciones a China alcanzaron 160 millones de dólares, en tanto que las importaciones se situaron en 502 millones, para generar un saldo negativo de 342 millones de dólares en la balanza comercial con el país asiático.

En la gestión 2011 el país andino exportó a China un total de 66 productos por un total de 333 millones de dólares, en tanto que las compras al país asiático superaron 946 millones de dólares por 3.922 productos, destacó el INE en su informe.

China es el principal mercado para la venta de minerales de Bolivia, que representa 90 por ciento de las exportaciones globales.

Entre los productos no tradicionales se destacan las exportaciones de cueros y madera aserrada.

Sobre esta situación, el analista Ballivián dijo que el amplio margen del déficit comercial se debe a que Bolivia importa una gran cantidad de productos de ese país.

Debido a las buenas relaciones con China, el gobierno boliviano alcanzó una serie de negociaciones que se tradujeron en la compra al país asiático de maquinaria, aeronaves, motorizados y otros productos, lo cual hace que la cifra de las importaciones siga creciendo, explicó.

Según el experto, es complicado ingresar al mercado chino por la distancia y porque en ese país se producen un sinfín de productos, por lo cual se justifica la venta de materia prima como los minerales.

Entre los cinco principales productos exportados a China en 2011 figuran los minerales de plata y sus concentrados (30,75 por ciento); el estaño bruto sin alear (20,27); mineral de estaño y sus concentrados (17,89); minerales de zinc y sus concentrados (11,23); y minerales de plomo y sus concentrados (6,95 por ciento).

Bolivia importó desde China 3.922 productos en 2011.

Los 10 principales productos comprados al país asiático significaron el 22 por ciento del total, entre los cuales resaltan las importaciones de aeronaves, computadoras, motocicletas y equipos electrónicos.

Xinhua