Un poco más de mil soldados que participaron en diferentes cursos de actualización militar, se trasladoron a diferentes zonas productivas del país, para fortalecer los planes de seguridad en el campo, que el Ejército de Nicaragua viene desarrollando de forma permanente, aseveró el Mayor General Oscar Balladares, Jefe del Estado Mayor.
En una ceremonia celebrada en la Escuela Nacional de Adiestramiento Básico de Infantería (ENABI) “Ramón Montoya” ubicada en el municipio de Condega, Estelí, los soldados fueron juramentados por Balladares, quien instó a cumplir con lealtad, honestidad, honor y amor patrio, cada una de las misiones a desarrollar en este plan, destinado a proteger la cosecha cafetalera en Matagalpa, Jinotega, Estelí, Nueva Segovia, Madriz, Carazo y Boaco.
Estos compañeros serán dislocados en las diferentes estructuras militares de Boaco, Chontales, Río San Juan y Zelaya Central, zonas de tradición ganadera y producción de granos básicos.
Balladares aseguró que el Plan de Seguridad en el Campo se desarrolla de manera permanente, pero se fortalece durante la cosecha cafetalera, el principal rubro de exportaciones, seguido del ganado en pie, carne, oro y maní.
En la ceremonia estuvieron presentes los principales jefes militares de los destacamentos  regionales, así como instructores que se encargaron de actualizar los conocimientos de los soldados, que durante cuatro meses se adiestraron en la ENABI.

Balladares destacó que producto de ese trabajo permanente en el campo, se han logrado ejecutar unas tres mil misiones en el 2011, logrando la captura de 159 delincuentes, 187 armas y 11 motosierras  incautadas, tres autos recuperados y 905 cabezas de ganados devueltas a sus dueños.
Dijo que se están dislocando soldados en cada región militar, a solicitud de cada jefe regional que quiere fortalecer los planes locales, municipales y departamentales.
“El Plan de Seguridad en el Campo es uno de los principales que tiene nuestra institución y son aprobados por el Presidente de la República, comandante Daniel Ortega Saavedra y quien nos aporta los recursos para realizar este esfuerzo, es precisamente la Presidencia de la República, a quien agradecemos”, reconoció el alto mando militar.
Ratificó que en las montañas y zonas rurales del país existen algunas bandas delincuenciales que cometen extorsiones, robos contra la propiedad y como tales van a ser tratados por el Ejército y la Policía Nacional.
“Que se integren a la sociedad, que busquen cómo trabajar y que se olviden (de delinquir) que la delincuencia no paga”, recomendó Balladares.
El Coronel Rafael Barahona, Jefe del Destacamento Militar de la V Región, aseguró que gracias a la ejecución del Plan de Seguridad en el Campo, los índices de abigeato han disminuido “a casi cero” y lo que se pretende es reducirlo a su mínima expresión.
“Hemos obtenido excelente resultados con el empleo de estas tropas que el alto mando dispone para la V Región Militar, que comprende los departamentos de Boaco, Chontales y Zelaya Central. Hay un descenso bastante considerable en el delito, prueba es que en el plan de la cosecha cafetalera hasta el momento no hemos tenido ninguna incidencia delincuencial”, dijo Barahona.
Dijo que los nuevos soldados que le están asignando a su región, serán ubicados en comunidades del municipio de Río Blanco, El Ayote y Nueva Guinea.
En tanto, el jefe de la Sexta Región Militar (Matagalpa y Jinotega), coronel José Dolores Hernández, dijo que fortalecerán los planes para sacar adelante la cosecha cafetalera, la cual lleva un avance del 35 por ciento.
“Nosotros estamos empleando 300 efectivos militares en esta protección de la cosecha  y yo creo que con este incremento de tropas que el alto mando nos está disponiendo, vamos a reforzar los sectores norte, de Plan de Grama, Waspán y otras zonas”, señaló Hernández.

el19digital.com