Incautación de narcóticos. Imagen de archivo.Las fiscalías de Panamá y Colombia intercambiarán información que podrá ser utilizada en ambos países en procesos judiciales contra el crimen organizado, tras la firma este viernes de un memorando de cooperación entre los fiscales generales de ambos países.

El acuerdo suscrito por el fiscal jefe panameño José Ayú y su homólogo colombiano Eduardo Montelealegre, permitirá a ambas entidades intercambiar información y pruebas para usar en procesos legales, especialmente en relación con el crimen organizado.

Es"un mensaje a todas las personas que pretendan incurrir en conductas ilícitas en Colombia y Panamá, que la frontera geográfica no les va a servir para la impunidad", dijo Ayú en conferencia de prensa junto a Montealegre.

"Estamos ante un fenómeno de globalización y nuevos desafíos de la criminalidad a nivel regional y mundial. Por eso, es importante establecer una colaboración muy estrecha entre los países de la región", afirmó Montealegre.

El acuerdo tiene como objetivo principal la persecución de los delitos graves de corrupción o los relacionados con el crimen organizado, como la trata de personas, el tráfico de drogas o de armas, la explotación sexual o el blanqueo de capitales, según las autoridades.

Esta cooperación fiscal, que ya se venía dando en algunas áreas, se sumará a la cooperación policial existente entre Panamá y Colombia.

Centroamérica es la región más violenta del mundo sin conflicto bélico, según la ONU, con tasas de homicidio de casi 40 por cada 100.000 habitantes.

elespectador.com