Trabajos en la refinería venezolana de Amuay. El ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, dijo este jueves que obreros de la refinería donde el sábado se registró una explosión y un incendio, así como otra petrolera del noroeste del país, intensifican la reconstrucción en el área incendiada y también en la zona poblada vecina que resultó afectada.

Ramírez dio cuenta a los periodistas de una reunión con más de 120 trabajadores petroleros que llegaron de Maracaibo, distante unos 200 kilómetros de Punto Fijo, donde se encuentra el Centro de Refinación de Paraguaná (CRP), que alberga la refinería de Amauy afectada, y que esperaba otros 500 en el transcurso del día.

Además, miembros de organizaciones populares de Punto Fijo se han ofrecido a sumarse a las labores de reparación y reconstrucción con "trabajo voluntario", destacó.

El propósito de todo ello, insistió el ministro, es "intensificar el trabajo de reparación en los sectores afectados y más allá, porque no nos vamos a limitar a lo afectado".

Destacó en ese sentido que el Gobierno ya ha entregado 60 viviendas a las familias afectadas, este jueves entregará otras 60 y el sábado próximo 50, y que en el mediano plazo construirá otras 2.000 adicionales en todo la región.

El percance por una fuga de gas originada por causas que se investigan mató a 42 personas, dejó 8 desaparecidas y 132 heridas, según el balance oficial final anunciado este miércoles por la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz.

El presidente del país, Hugo Chávez, ha dicho en el transcurso de la semana que el percance afectó además medio millar de viviendas, de las cuales unas 50 resultaron totalmente destruidas.

EFE