Tropas mexicanasDurante las dos últimas administraciones 149 mil 250 militares desertaron del Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana, cifra equivalente a 71 por ciento del actual universo de plazas presupuestales que tiene la Secretaría de la Defensa Nacional.

Sin embargo, en la presente administración el número de deserciones se redujo de manera considerable, al pasar de 107 mil 158 en el sexenio del Presidente Vicente Fox, a 42 mil 92 en la actualidad. 

De acuerdo con el Informe de Rendición de Cuentas de la Administración Pública Federal 2006-2012 de la Secretaría de la Defensa Nacional, la institución esperaba un número mayor de desertores. 

La Sedena consideraba que durante el actual sexenio desertarían alrededor de 75 mil 11 elementos. 

De las 82 mil 535 bajas registradas por la Defensa en los últimos cinco años por diversos motivos como retiro, haberlo solicitado, mala conducta, defunción, pasar a la reserva correspondiente, inutilidad y desaparición, 42 mil 92 fueron por deserción, es decir, durante el gobierno del Presidente Felipe Calderón, cinco de cada 10 bajas fueron por abandono del servicio militar. La cifra cambiará cuando se conozca el número de probables desertores de 2012. 

Actualmente, el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana tienen un universo de efectivos de 210 mil 674, cifra al cierre de 2011. 

Rezago económico 

La causa principal del fenómeno de la deserción, según la dependencia, ha sido el bajo nivel de vida del personal militar asalariado. Para solventar esta situación, la Sedena sostiene que ha puesto en marcha diversos mecanismos para abatir el rezago económico de las percepciones del personal de tropa activa, como incrementos al tabulador. 

Entre 2007 y 2011, los militares desde generales, jefes, oficiales y tropa recibieron un incremento acumulado de 21.64 por ciento, según el informe. Además, de manera anual y desde 2007, los soldados y clases, quienes tienen los menores ingresos, recibieron cada año un estímulo adicional de 500 a mil pesos mensuales como compensación técnica de servicio alcanzando un acumulado de 4 mil 500 pesos. 

Para "elevar su moral", se otorgó una compensación extraordinaria de fin de año para el personal de tropa de 4 mil 800 pesos en 2007, y a partir del 2008 y hasta 2011 la cifra se fijó en 7 mil pesos. 

Vivienda militar 

En materia de vivienda y para mejoramiento de la calidad de vida de los militares se establecieron programas de crédito hipotecario con mayor cobertura, montos y tasas de interés más favorables y competitivas en el mercado. 

De esta forma, según el documento en poder de El Universal, el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas Mexicanas, desde 2009 incrementó los montos de los créditos hipotecarios que otorga con recursos del Fondo de Vivienda Militar, siendo el más alto para un general de División, que pasó de 360 mil 600 a 660 mil pesos. 

Para un cabo, el monto se elevó de 156 mil 800 a 170 mil pesos. 

Asimismo, el ISSFAM celebró en febrero de 2011, un convenio con la Comisión Nacional de Vivienda para otorgar un subsidios de 33 veces el salario mínimo vigente general. 

A través de diversos de créditos hipotecarios, el instituto y el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada, se otorgaron 25 mil 608 créditos de diciembre de 2006 a diciembre de 2011, lo que permitió que desde abril de 2011, el ISSFAM abatiera el rezago en la atención de solicitudes de créditos hipotecarios, y se otorgaran los créditos en un plazo de 15 días desde el momento que se recibe la solicitud. 

Sedena también ha establecido otra serie de prestaciones como el Programa integral de Becas para hijos de personal Militar en el Activo, mediante el cual se cubren los servicios educativos requeridos por los planteles federales o particulares, a partir de agosto de 2009, con un total de 22 mil 584 beneficiados. 

Intercambio académico 

Para complementar la formación profesional y técnica de los integrantes del Instituto Armado, se realizan intercambios académicos con las Fuerzas Armadas de otros países y con instituciones educativas civiles, nacionales y extranjeras, estos intercambios tienen como propósito promover la cooperación académica. 

Por ello, mediante el Programa Anual de Becas de la Secretaría de la Defensa Nacional se ha capacitado en el extranjero a 2 mil 126 militares en Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, China, Colombia, Estados Unidos, Ecuador, España, Francia, Guatemala, India, Inglaterra, Israel, Italia, Perú, Polonia, Suecia, Uruguay y Venezuela, entre otros. 

La dependencia subraya la importancia de tener una fuerza militar importante para la protección y vigilancia del territorio nacional, actividad que realizan las tropas paralelamente a las operaciones que desarrollaron para combatir al narcotráfico, y en las que la presencia de medios humanos y materiales del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos contribuyeron a resguardar las fronteras norte y sur y la vigilancia del espacio aéreo nacional, mediante patrullajes terrestres, aéreos y anfibios. 

El despliegue de tropas, añade el texto, ha permitido combatir actividades ilícitas como el narcotráfico, paso de indocumentados, tráfico ilegal de armas, entre otros; creando un ambiente de paz, seguridad y estabilidad social a la población civil. 

Entre 2007 y 2011 el Ejército y Fuerza Aérea Mexicana realizaron un total de 968 mil 267 patrullajes terrestres, que incluyen vigilancia de instalaciones estratégicas de Pemex y CFE, entre otras; 31 mil 465 patrullajes aéreos; y 17 mil 556 marítimos. 

82,535 Bajas registradas por la Sedena en los últimos cinco años por diversos motivos.
42,092 Fueron por deserción, es decir, por abandono del servicio militar.

noroeste.com.mx