Carlos da RochaEl embajador de Brasil en Rusia, Carlos Antonio da Rocha Paranhos, refutó hoy estereotipos de que Río de Janeiro es una ciudad insegura de cara al Mundial 2014.

“Me sorprende que aquí (en Rusia) se tenga una imagen negativa, equivocada de Río de Janeiro, como un lugar donde las leyes no rigen. Nada de eso es cierto”, dijo da Rocha Paranhos  en rueda de prensa en Moscú dedicada a los preparativos para el Mundial 2014, las Olimpiadas y Paralimpiadas de 2016 en Brasil.

Añadió que el tema de la falta de seguridad en Río de Janeiro es un poco exagerado debido a la escasa información concerniente a las medidas de seguridad que el gobierno brasileño ha adoptado en lo que respecta al tema de la seguridad en Río.

“La idea que se tiene sobre la falta de seguridad, es un poco exagerado tal vez porque se dispone de muy poca información sobre la importantes medidas adoptadas por los gobiernos municipales de Brasil, principalmente el de Río de Janeiro en colaboración también con el gobierno federal para garantizar la seguridad en la ciudad”, señaló el embajador brasileño.

Rocha Paranhos especificó que las medidas incluyen programas de pacificación de las favelas. “Esto significa que se crean más escuelas, se llevan a cabo diversas actividades de carácter social dentro de las favelas, se valoriza y articula el trabajo de los grupos comunitarios con las acciones del gobierno”, dijo.

Destacó que su país está preparado para acoger eventos de importancia y como ejemplo, afirmó y que la cumbre Río+20 demostró que Río de Janeiro es un lugar seguro para la realización del Mundial 2014, las Olimpiadas y Paralimpiadas de 2016.

“Durante la cumbre Río+20 realizada hace tres meses, a la que asistieron más de 100 jefes de Estado, más de 70 presidentes, 50 primeros ministros, más de 100 ministros de Relaciones Exteriores, y más de 50 mil participantes, no se registró ni un solo caso de inseguridad en Río de Janeiro”, dijo el embajador del país carioca.

RIA Novosti