El Gobierno de Países Bajos desmiente golpe de Estado en CurazaoEl Gobierno de los Países Bajos desmintió hoy que se produjera un golpe de Estado en Curazao, una isla de soberanía holandesa en el Caribe, y afirmó que el primer ministro Gerrit Schotte, quien denunció el supuesto golpe, fue destituido de forma legítima.

Schotte afirmó anteriormente que el político opositor Stanley Betrian, apoyado por el Gobierno neerlandés, ocupó el Palacio gubernamental tras autoproclamarse nuevo jefe del Gobierno y nombrar a varios ministros de su gabinete.

Entretanto, según Ámsterdam, el propio Schotte disolvió a principios de agosto pasado el Parlamento isleño después de que su Ejecutivo perdiera la mayoría en el legislativo, y convocó elecciones anticipadas para el 19 de octubre.

El pasado sábado, el gobernador en funciones Adeel van der Pluijm-Vrede tomó juramento al Gobierno interino encabezado por Stanley Betrian, algo que Schotte describió como un golpe de Estado pidiendo ayuda a los Gobiernos del Caribe y al resto de la comunidad internacional.

Según testigos, la situación en el pequeño país continúa dentro de la normalidad, sin que se registren enfrentamientos algunos en las calles.

Situada frente a la costa occidental de Venezuela, la isla de Curazao integró las Antillas Neerlandesas hasta 2010, año en que se convirtió en un país autónomo dentro del Reino de los Países Bajos.

RIA Novosti