Suboficiales de la Prefectura Naval Argentina en protestaDiez comandantes generales de la Gendarmería y otros tantos prefectos generales de la Prefectura Naval argentina fueron relevados hoy de sus cargos, ante las protestas que estallaron en ambas fuerzas por cuestiones salariales.

Así lo anunció la ministra argentina de Seguridad, Nilda Garré, quien dio a conocer además el nombramiento de Enrique Sach y Alberto Heiler como nuevos titulares de esos cuerpos, respectivamente.

Se ha tomado la decisión de relevar a la cúpula de la Prefectura Naval Argentina y de la Gendarmería Nacional, dijo Garré y precisó que Sach reemplaza al comandante general Héctor Bernabé Schenone, mientras el comandante general Carlos José Pereyra será el nuevo subjefe de la fuerza.

Además, agregó, han pasado a retiro 10 comandantes generales de la Gendarmería.

En el caso de la Prefectura Naval, Heiler reemplaza al prefecto general Oscar Adolfo Arce, y el subjefe de ese órgano hasta la fecha, prefecto general Enrique Cingolani, será sustituido por el prefecto general Andrés Manuel Monzón.

La destitución de la cúpula de ambas fuerzas fue resultado de las protestas iniciadas ayer en la Prefectura, donde efectivos dijeron haber recibido descuentos de entre 30 y 60 por ciento en sus salarios, las cuales hoy se extendieron a la Gendarmería Nacional.

En una conferencia de prensa ofrecida este miércoles aquí, el jefe del Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal, atribuyó tales desajustes a la que catalogó de desastrosa aplicación del decreto 1307/12.

Este resolutivo, señaló, aclara explícitamente que la medida (enfilada a terminar con los ítems adicionales no remunerativos que percibía un sector de la fuerza generando distorsiones en la escala salarial) no regirá para los escalafones más bajos, pero aun así se aplicó también a los efectivos con menor rango.

Se investigará por qué ocurrió esta anomalía, quién es el responsable, si son problemas administrativos, o se busca generar caos, usar a los de abajo para que los de arriba aprovechen para mantener su situación, manifestó.

Abal aseguró además que los gendarmes cobrarán el mismo salario que el mes anterior, mientras los de Prefectura recibirán por única vez un pago compensatorio.

La protesta de las fuerzas de seguridad provocó también sendos pronunciamientos de la Cámara de Diputados y el Senado de la Nación, en los cuales instaron a los participantes en la medida de fuerza a adecuar sus acciones a pautas de funcionamiento democrático y respetar el orden constitucional del país.

También se produjo un inmediato rechazo de parte de dirigentes sindicales, sociales y políticos, de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y de otras organizaciones de derechos humanos.

prensa-latina.cu