Imagen de archivoEn América Latina y el Caribe más de ocho millones de personas con edades comprendidas entre 15 y 24 años ni siquiera terminaron sus estudios primarios, evidencia un estudio difundido hoy aquí por la UNESCO.

Ello significa que uno de cada 12 jóvenes latinoamericanos y caribeños necesita que se les ofrezcan vías alternativas a fin de poder adquirir las competencias necesarias para encontrar un empleo y acceder así a una vida próspera, señala la investigación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El décimo Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo, presentado en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, dictamina que en la región casi 2,7 millones de niños están excluidos de la enseñanza primaria y 1,7 millones de adolescentes sin escolarizar en la enseñanza secundaria.

"A esto viene a añadirse la crisis de la calidad del aprendizaje en todo el mundo: actualmente hay 250 millones de niños en edad de cursar primaria, escolarizados o sin escolarizar, que no saben leer o escribir", precisa el estudio.

El informe, titulado Los jóvenes y las competencias - Trabajar con la educación, señala que en América Latina el 25 por ciento de la población de las zonas urbanas vive en asentamientos miserables y la proporción de jóvenes en esa población es mayor que nunca y sigue aumentando.

"La inversión permanente en los jóvenes y adultos es vital para seguir cumpliendo con las metas de Educación para Todos. Las cifras siguen demostrando que la educación proporciona las competencias y las aptitudes necesarias para mejorar la salud, los medios de vida, fomentar las prácticas medioambientales seguras y tener una vida digna", subraya la investigación.

prensa-latina.cu