Imagen de archivoUn grupo de siete marines de élite de la Armada de EEUU fue sancionado por “fuga de información” al asesorar a  los creadores del  videojuego  Medal of Honor, informó la televisión CBS News.

Según esta cadena, los marines de la Sexta unidad (SEAL Team Six) fueron amonestados con la retención de la mitad de sus sueldos de dos meses por haber trabajado durante dos días en primavera como consultores pagados para la empresa Electronic Arts,  que desarrolló el videojuego Medal of Honor: Warfighter.

En tanto, otros cuatro militares implicados en el caso son investigados. Los creadores del juego que recrea acciones de una división de operaciones contra piratas somalíes, declararon que contrataron a "comandos en servicio y en retiro” para que el juego fuera lo más realista posible.

La CBS dijo que aunque se desconocen los secretos revelados por los militares, está confirmado que utilizaron material clasificado de la Armada e incumplieron con el código ético de SEAL.

El orgullo de la Marina de EEUU, a menudo se ve rodeado de polémicas. En invierno pasado, el almirante William McRaven, ahora jefe del Mando de Operaciones Especiales, decidió autorizar a varios de sus subordinados participar en una película de acción titula 'Act of Valor' (Ley de Valor).

En septiembre estalló otro escándalo con la publicación del libro “No Easy Day”, escrito por un  miembro del comando que mató a Osama Bin Laden en 2011 en su casa en Abbottabad (Pakistán) y en el que se refutan muchos de los informes aparecidos en los medios después de la muerte de Laden.

RIA Novosti