Robert Corwine Roach JrEl gobierno boliviano denunció este martes que Estados Unidos "vulneró" su soberanía, con la realización, a mediados del año pasado, de un estudio militar sobre los efectos de la altura en un nevado andino, para usar sus resultados luego en Afganistán.

El ministro de Interior, Carlos Romero, aseguró en conferencia de prensa que el científico estadounidense Robert Corwine Roach Jr., director del Centro de Estudios de la Altura del Departamento Médico Anschutz en Aurora (Colorado), realizó un estudio sobre los efectos de la altura, en el nevado Chacaltaya, a 5.400 metros de altitud.

Aseguró -basándose en publicaciones de prensa norteamericana- que la investigación fue financiada por el Departamento de Estado, "para realizar estudios de los efectos de la altura en soldados de ese país desplazados en Afganistán".

"Más allá de los propósitos científicos que pueda tener, representa un acto de vulneración a la soberanía del estado plurinacional de Bolivia", pues -argumentó- Corwine Roach "manipuló la información sobre la permanencia en el país y el propósito de la misma" y, además, no comunicó su propósito a las instancias legales bolivianas pertinentes.

Además, dijo que el científico declaró a autoridades migratorias bolivianas que el motivo de su ingreso era turístico y al salir mencionó que estuvo un día, cuando en realidad -insistió- permaneció en el país andino "tres meses" para realizar un "estudio científico".

"Muestra que hay esta acción colonialista, imperial que considera que puede ingresar a un territorio y realizar las acciones que vea conveniente", acotó la autoridad, después de que el presidente izquierdista Evo Morales y varios ministros denunciaron en los últimos días intromisión de EEUU en los asuntos internos del país.

Morales acusó el viernes pasado a Estados Unidos de usar un escándalo de extorsión al empresario Jacob Ostreicher para dañarlo y el domingo el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, dijo que La Paz acumula pruebas sobre la injerencia norteamericana para entregárselas al presidente Barack Obama.

Las relaciones Bolivia-Estados Unidos están sometidas a constantes sobresaltos y ambos países carecen de embajadores desde fines de 2008, cuando Morales echó al jefe diplomático norteamericano, acusándolo de apoyar un supuesto complot de la derecha.

Ambos países están en proceso lento de reposición de embajadores.

AFP