Jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU Martin DempseyLos portaaviones y otros buques de guerra de EEUU volverán a sus bases si entran en vigor las medidas de recorte del gasto público, declaró el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de EEUU.

"En caso de entrar en vigor las medidas de recortes, Estados Unidos llevará sus portaaviones y otros buques de guerra a los puertos y suspenderá las maniobras navales", dijo Dempsey en rueda de prensa.

Al mismo tiempo aseguró que la capacidad defensiva del país no se verá afectada y los militares harán todo lo necesario para que el Ejército siga cumpliendo su objetivo fundamental de proveer defensa y seguridad.

Los drásticos recortes por 1,2 billones de dólares podrán entrar automáticamente en vigor ya en marzo si la Administración Obama y el Congreso no alcanzan un acuerdo sobre las medidas para reducir el déficit público.

Anteriormente, el secretario de Defensa de EEUU, Leon Panetta, declaró que el Pentágono se prepara para tiempos difíciles y estudia suprimir u ofrecer vacaciones no retribuidas a 800.000 empleados civiles.

RIA Novosti