Personal naval de Chile. Imagen de archivo.El vídeo que muestra a un grupo de unos cuarenta marinos chilenos entrenando con cánticos xenófobos, aludiendo a los ciudadanos de Argentina, Bolivia y Perú, ha generado polémica este miércoles en Chile y en los países fronterizos y obligado a las autoridades de la Armada y del Ministerio de Defensa a condenar la actuación de los cadetes.

"Argentinos mataré... bolivianos fusilaré... peruanos degollaré...", cantaban los marinos, hombres y mujeres, mientras trotaban la semana pasada por la ciudad de Viña del Mar, a 120 kilómetros de Santiago. Las imágenes, cuya fidelidad ha sido confirmada, fueron grabadas por un transeúnte y difundidas a través de la red social YouTube.

La noticia ha generado gran expectación en Sudamérica. El Gobierno boliviano, que demanda a Chile una salida soberana al Pacífico, ha pedido una condena internacional por el vídeo.

"Hemos sido víctimas de situaciones parecidas y no nos ha gustado. Entendemos que no le puede gustar a ningún país vecino", ha señalado Defensa

El Comandante en Jefe de la Armada, Edmundo González, ha anunciado "la máxima sanción a los responsables". "Dichas prácticas se alejan de lo que se enseña en la Armada y de su doctrina como institución, por lo que las califico como inaceptables", ha escrito en Twitter el líder máximo de los marinos chilenos. 

En Chile las autoridades han condenado transversalmente la actuación de los militares. "Sin duda son imágenes vergonzosas y que no acompañan en nada el espíritu de las Fuerzas Armadas", ha indicado la portavoz del Gobierno de Sebastián Piñera, Cecilia Pérez.

El exministro de Defensa durante el período de Michelle Bachelet, Francisco Vidal, ha calificado el vídeo como "una deformación fascista del patriotismo". "En la cultura subyacente del

cántico está una visión racista, xenófoba. Tú no puedes incentivar tropas llamándolas en el ejercicio físico a matar argentinos, fusilar peruanos y degollar bolivianos. Está fuera de toda la política que hemos tenido desde 1990 en adelante", ha dicho el dirigente a radio Cooperativa.

El diputado Gonzalo Arenas, del partido oficialista Unión Demócrata Independiente (UDI), sin embargo, ha señalado que la reacción del almirante González "es una vergüenza". "Esos cantos han estado siempre en todas las Fuerzas Armadas. Yo fui cadete hace más de 20 años y se cantaba igual", ha indicado a través de Twitter. El parlamentario de derecha, ironizando, aconsejó a la institución que "para evitar esos cantos violentos de los marinos (...) los inscriba en clases de bordado y punto cruz".

El Ministerio de Defensa ha dado 24 horas a las Armada para investigar las responsabilidades y dictar sanciones. "Hemos sido víctimas de situaciones parecidas de otros países y no nos ha gustado. Entendemos que esto no le puede gustar a ningún país vecino", ha señalado el ministro subrogante, Alfonso Vargas.

El representante del Gobierno chileno ha informado de que se trata de cánticos improvisados, que una persona del grupo pronunciaba la frase y el resto la repetía y que, por lo tanto, no se trata de un texto establecido dentro de las rutinas de la Armada. "De todas formas, hay una persona a cargo de esto, un instructor, que debe tener las precauciones y ante situaciones de este tipo, detener este acto ofensivo", ha agregado Vargas al periódico chileno La Tercera.

El ministro subrogante de Defensa ha tomado distancia de las declaraciones del diputado Arenas, de su misma coalición: "La peor explicación que se puede dar es que esto se ha hecho siempre así. Todo va evolucionando".

elpais.com