Fuerza Naval de Nicaragua Un grupo de pescadores de la isla San Andrés denunció el supuesto hostigamiento por parte de efectivos de la Fuerza Naval de Nicaragua, por haberlos abordado, inspeccionado y advertido que no siguieran en sus faenas de pesca con especies en veda, según información que trascendió ayer en varios medios colombianos.

Sin embargo, el Ejército de Nicaragua, por medio de la Dirección de Relaciones Públicas y Exteriores de la Comandancia General, negó que se haya producido tal incidente y aclaró que el instituto armado lo que hace es ejercer soberanía en el territorio que le pertenece de acuerdo con la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, CIJ.

Este martes, el señalamiento de los pescadores llegó hasta el Congreso de Colombia, a través de la senadora Alexandra Moreno Piraquive, quien demandó la inmediata intervención del Gobierno colombiano ante Nicaragua, para que se realice una investigación de lo que la legisladora calificó como “los primeros registros de hostigamiento por parte de miembros de la Naval nicaragüense”.

La congresista expresó que los pescadores colombianos que navegan por esas aguas y adelantan su pesca, fueron abordados el pasado viernes para practicarles inspecciones y luego conminados a abandonar esa zona en un tiempo de 72 horas, por una “supuesta” veda a la pesca en esa área, donde convergen pescadores de nacionalidad colombiana y miembros de las armadas de los dos países. 

No hubo incidente

El coronel Orlando Palacios, jefe de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, dijo que “no hubo ningún tipo de incidente. La Fuerza Naval y sus medios cumplen en total normalidad sus misiones. Los mandos de la Naval tienen comunicación con sus homólogos de Colombia sobre sus misiones y no se han reportado incidentes”.

El vocero militar explicó que la denuncia del supuesto hostigamiento proviene “por intereses de pescadores, que antes solicitaban autorización de pesca a las autoridades colombianas, pero ahora tienen que hacerlo con las autoridades nicaragüenses, por tanto, lo único que han hecho las patrullas del Ejército es cumplir con sus obligaciones de acuerdo a las normas vigentes en los territorios de Nicaragua”.

El coronel Palacios recalcó que actualmente no hay veda, pero que esas zonas de pesca son ahora soberanía de Nicaragua, algo que se especificó el año pasado a partir del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, lo que debe respetarse, pues el fallo es una realidad.

Según la información de los medios colombianos, la senadora Alexandra Moreno Piraquive exigió garantías para los pescadores industriales y artesanales que navegan en esas aguas junto a los cayos de Serrana y Serranilla.

elnuevodiario.com.ni