Caza F-35El Departamento de Defensa de EEUU decidió el viernes suspender los vuelos de ensayo de los cazabombarderos F-35 tras detectarse un fallo en la turbina de uno, comunicaron medios internacionales.

Según portavoces del Pentágono, durante la prueba de un aparato fue detectada grieta en una de las aspas de su turbina. De momento no está claro si es el defecto de un avión concreto o de todos los F-35. Hasta que la situación se aclare, se decidió suspender los vuelos de todos.

El cazabombardero F-35, de quinta generación, fue diseñado por la compañía Lockheed Martin. Además del defecto señalado, anteriormente en ese nuevo caza polivalente fueron descubiertos otros que, según expertos, permiten disputar su pertenencia a la quinta generación y calificarlo como el de generación 4+.

EEUU planeaba adquirir para su uso unos 2.800  F-35 de tres modificaciones y suministrar al menos otros 600 aparatos a sus nueve aliados más cercanos, incluidos unos países de la OTAN. El mercado exterior para el F-35 se estimó en 1.600 aviones hasta el año 2035.

Un F-35 puede costar de 197 a 237 millones de dólares.

RIA Novosti