John KerryEl secretario de Estado estadounidense, John Kerry, pidió este lunes garantías para el suministro de armas a los opositores sirios moderados, y reconoció que en la actualidad no se puede asegurar que el armamento no acabe en "manos equivocadas".

"No hay garantías de que las armas no lleguen a las manos equivocadas, pero hay una disposición clara dentro de la oposición siria para confirmar que las armas llegan a los opositores moderados", dijo Kerry, en una rueda de prensa en Riad junto al ministro saudí de Asuntos Exteriores, Saud al Faisal.

El responsable estadounidense expresó su interés en fortalecer a la oposición siria y permitir la llegada de una solución pacífica del conflicto.

Si esto último no se consigue, añadió, Estados Unidos seguirá presionando al gobierno del presidente sirio, Bachar al Asad, que -consideró- ha perdido toda legitimidad.

Por su parte, Al Faisal insistió en que Al Asad "ha perdido el control del país" y denunció que algunos países arman al régimen sirio, aunque no precisó cuáles.

En ese sentido, el ministro saudí pidió el embargo de armas al régimen de Al Asad, ya que este las utiliza "para bombardear" a su población.

En relación con Irán, el secretario de Estado estadounidense indicó que tantoEstados Unidos como Arabia Saudí "prefieren una solución diplomática" sobre el programa nuclear iraní, aunque advirtió de que estas negociaciones no son ilimitadas en el tiempo.

El jefe de la diplomacia estadounidense se entrevistó este lunes con los ministros de Exteriores de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), que agrupa a Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Omán y Kuwait.

En la noche del domingo, a su llegada a Riad, mantuvo un encuentro Al Faisal,con quien analizó también los lazos bilaterales, informó la agencia oficial de noticias SPA.

Tras su visita a Arabia Saudí, viajará a los Emiratos Árabes Unidos y luego a Catar dentro de su gira de once días por nueve países europeos y de Oriente Medio. 

EFE