Habitantes de Las Malvinas haciendo proselitismoLa segunda jornada de votación en el referendo que se celebra en las islas Malvinas transcurre hoy con tranquilidad en Puerto Stanley, donde el anuncio del resultado será dado a conocer en el ayuntamiento de esta capital.

En un día frío y nuboso, pero sin lluvia, los malvinenses continuaron hoy la votación en los cuatro centros electorales fijos instalados en las dos islas principales, Soledad y Gran Malvina, informó Efe.

Uno de los votantes, Anthony Tuson, británico procedente de Devon, suroeste de Inglaterra, pero que vive en las islas desde 1987, dijo que espera hoy el triunfo del "sí" porque esta comunidad quiere mantener la soberanía británica.

Piloto de helicóptero de una compañía civil, Tuson afirmó que le gusta este archipiélago del Atlántico Sur porque es un "lugar seguro y hermoso" y no entiende "por qué Argentina quiere las islas".

"¿Por qué quieren vivir aquí? No tienen derecho y la cercanía con Argentina es un argumento ridículo para reclamarlas", señaló.

Otro malvinense, Hamish Wylie, dedicado a la actividad pesquera, señaló a Efe que confía en que el resultado del plebiscito, en el que se espera un amplio apoyo al "sí", ayude a enviar "un mensaje a Argentina" sobre lo que quieren los habitantes de estas islas.

Unos diez observadores de varios países han supervisado la transparencia de la votación y esperan informar a la prensa sobre el trabajo que han hecho estos dos días.

El recuento de los votos está previsto a las 11:00 y las autoridades locales confían en poder dar a conocer el resultado el martes 12 de marzo.

Todo indica que los malvinenses apoyarán en más de 90% que las islas continúan como territorio de ultramar dependiente del Reino Unido.

Este referendo ha sido convocado por el Gobierno de las islas en respuesta a la reclamación argentina de la soberanía de las Malvinas y su continua exigencia a Londres para iniciar una negociación.

El Gobierno argentino se niega a incluir a los malvinenses como una tercera parte de la disputa y busca negociar sólo con el Gobierno central de Londres.

EFE