Guepard. Imagen de archivo.Brasil planea comprar 34 tanques antiaéreos usados al Ejército Alemán para fortalecer sus defensas aéreas mientras se prepara para ser anfitrión de dos eventos deportivos mundiales y recibir la visita del Papa Francisco.

El Ejército brasileño dijo que el contrato para comprar las armas de defensa antiaérea autónomas Gepard 1A2 se firmaría en los próximos días e incluye artefactos, mantenimiento y entrenamiento. El valor aún está siendo negociado, dijo un comunicado del Ejército, agregando que el primer lote llegaría en junio.

El "Flakpanzer Gepard" consiste de dos armas de 35 milímetros montadas en una torre rotativa sobre un chasis de un tanque Leopard 1. Fue retirado gradualmente por el Ejército alemán hace tres años y reemplazado con sistemas de misiles.

La potencia económica emergente sudamericana busca modernizar sus fuerzas armadas para “defender sus nuevos recursos petroleros en altamar, proteger su frontera occidental y el Amazonas de narcotraficantes, y realizar misiones internacionales de paz”, señaló el comunicado.

Copa de Fútbol y Juegos Olímpicos

Brasil también intenta fortalecer su seguridad interna y capacidad antiterrorista antes de recibir a la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA el próximo año y los Juegos Olímpicos el 2016. En dos meses, el país sudamericano será anfitrión de la Copa Confederaciones, un ensayo para el torneo mundial de fútbol de 32 países al año siguiente.

El oficial del Ejército brasileño a cargo de la artillería antiaérea, el general Marcio Heise, dijo al servicio de noticias G1 de Globo que los primeros ocho Gepards llegarían en junio.

Heise dijo que serían desplegados en la capital brasileña, Brasilia, donde comenzará la Copa Confederaciones el 15 de junio, y en Río de Janeiro, donde termina el torneo el 30 de junio, y también durante la visita papal a Río, en julio de este año.

Reuters