El presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó su confianza en que la demanda presentada en la Corte Internacional de Justicia.El Estado de Bolivia demandó a Chile ante la Corte Internacional de Justicia para reclamar una salida al Océano Pacífico. El gobierno Evo Morales reclama 400 kilómetros de costa y 120.000 de tierra que perdió tras la Guerra del Pacífico, la cual libraron los dos países entre 1879 y 1883. 

Por su parte, el Estado chileno intentará deslegitimar las pretensiones bolivianas invocando el Tratado de Paz y Amistad que fue firmado por ambos países en 1904 y que fijó los límites fronterizos. 

La comisión jurídica boliviana, liderada por el canciller David Choquehuanca y el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, lleva más de dos años preparando sus argumentos y está confiada en obtener un resultado a su favor. 

La demanda es el último recurso para intentar superar más de un siglo de negociaciones frustradas. Evo Morales anunció desde 2011 que estaba esperando una propuesta “concreta, útil y factible” del gobierno chileno. Al no recibir respuesta anunció que demandaría a Chile, a lo que Piñera respondió que eso supondría un “serio obstáculo para las relaciones bilaterales”.

El expresidente Rodríguez Veltzé, dijo desde La Haya que le “solicita a la Corte Internacional de Justicia que falle y declare que Chile tiene obligación de negociar de buena fe un

acuerdo pronto y efectivo que le otorgue una salida plenamente soberana al Océano Pacifico, esta solicitud no se basa en el Tratado de (Paz y Amistad) de 1904”.  
El canciller boliviano advirtió que esta demanda no debe interpretarse como un “acto inamistoso contra Chile ni su pueblo”. Sin embargo, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, dijo tras conocer de la demanda que con los instrumentos del derecho internacional defenderá “con toda la fuerza del mundo cada metro cuadrado de nuestro territorio y de nuestro mar”.

semana.com