Lockheed Martin y otras empresas estadounidenses se reafirmaron en 2010 como principales fabricantes mundiales de armamento, consta en un informe publicado la víspera por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

A las compañías de EEUU le corresponden ocho de las diez primeras posiciones en esa lista de 100 mayores productores globales de material bélico. Lockheed Martin la encabezó por segundo año consecutivo. En el segundo lugar se situó la británica BAE Systems. Otras empresas no estadounidenses en la primera decena son el grupo europeo EADS (7º lugar) y la compañía italiana Finmeccanica (8º).

En general, las empresas incluidas en la lista vendieron en 2010 armamento por valor de 411.100 millones de dólares, un 1% más que en 2009 a pesar de la crisis financiera que afecta a otros sectores. Según SIPRI, el tráfico de armas mantiene la tendencia al alza a pesar de cierta desaceleración. El volumen de armas y servicios vendidos por las 100 mayores empresas del sector creció en un 60% desde 2002.

Rusia está representada por ocho entidades en la lista. Expertos de SIPRI colocaron en la 20ª posición al fabricante de sistemas antiaéreos Almaz-Antei; en la 21ª, a la corporación aeronáutica OAK; y en la 47ª, a la empresa Helicópteros de Rusia.

RIA Novosti