Diosdado CabelloEl presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, previó una “confrontación inevitable” o guerra civil si la justicia no castiga a líderes opositores que responsabiliza de los hechos de violencia registrados tras las elecciones del mes pasado (Capriles y Leopoldo Lopez).

“La única manera de que haya paz en Venezuela es que no haya impunidad. Si hay impunidad iremos directo a una confrontación inevitable, porque ellos (…) van a seguir asesinando gente y diciendo yo no fui, van a seguir llamando a la violencia y diciendo yo no fui”, dijo Cabello en un mitin televisado.

El también vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) sostuvo en un acto partidista en el estado Zulia que “la derecha fascista” provocó 11 muertes y unos 80 heridos los dos días posteriores a las elecciones que el 14 de abril pasado fueron ganadas por el actual presidente, Nicolás Maduro.

El líder opositor, Henrique Capriles, que ha impugnado las elecciones ante el Supremo, llamó entonces a sus partidarios a hacer un cacerolazo y a manifestarse ante las sedes regionales del Consejo Nacional Electoral, pero se desvinculó de los hechos de violencia, de los que responsabilizó al Gobierno.

Sin nombrar explícitamente a Capriles o a otro líder de la oposición, Cabello remarcó: “no se irán con ‘la cabuya en la pata’ (sin pagar sus deudas) los asesinos del 15 y del 16 de abril, sean (autores) intelectuales o materiales, sobre todo los intelectuales, los que llamaron al asesinato de venezolanos”.

Cabello añadió que “el pueblo chavista”, por el recientemente fallecido Hugo Chávez, “ha sido muy paciente” frente a una supuesta inacción de la justicia ante estos hechos de violencia y les pidió seguir así y a la vez confiar en que no habrá impunidad.

“¿Hasta cuándo el pueblo chavista se va a calar (va a aceptar) esto? Yo creo que el pueblo ha sido muy paciente y le pedimos, en nombre del Gobierno del presidente Maduro, mucha paciencia y confianza en las instituciones”, remarcó.

El único procesado hasta ahora por esos hechos, el general de Ejército retirado y dirigente opositor Antonio Rivero, fue liberado el 17 de mayo tras cumplir casi un mes en prisión, pero afronta un juicio por instigación a delinquir y asociación para delinquir.

El militar retirado fue detenido después de que el Gobierno difundiera un video en el cuál se le ve y escucha dar instrucciones a unos jóvenes durante una de las protestas postelectorales.

“La libertad del Gral. Antonio Rivero es un acto de justicia! Nunca debió estar preso! Ya basta del uso de los Tribunales con fines políticos!”, escribió Capriles ese día en su cuenta de Twitter.

EFE