Evo Moraleswww.fuerzasmilitares.org (08JUL2013).- El "secuestro" de Evo Morales no solo afectó a las relaciones diplomáticas entre Bolivia y los países europeos que cerraron el espacio aéreo al avión presidencial, sino que también cambió la valoración que los bolivianos tienen del viejo continente.

Así, muchos ciudadanos entrevistados por RT expresaron que tras el suceso con el avión del líder del país andino han perdido la confianza en Europa. 

"Es una visión muy triste la que tenemos de Europa. Aquí los denominados países civilizados, modernos, han demostrado en la práctica que siguen teniendo su estructura mental colonizadora y colonizante", señaló un ciudadano. 

"Antes se decía que Sudamérica, los países subdesarrollados, eran el patio trasero del imperio. Creo que la lógica ahora se ha invertido. Desde Sudamérica se está expresando hacia el mundo dignidad y Europa está demostrando todo lo contrario", afirmó otro entrevistado. 

Aunque la mayoría de los bolivianos ni siquiera han estado en el viejo continente, las reacciones negativas comenzaron con el tono de las declaraciones de su presidente, que según las últimas encuestas cuenta con una popularidad de casi el 60%. 

Así, el discurso del líder boliviano siempre ha estado marcado por una línea antimperialista, lo que hace que en Bolivia se respire una cierta aprensión hacia EE.UU. Sin embargo,

desde el "secuestro" del presidente, tal y como lo califica el propio Morales, no solo Washington se ve como el enemigo. 

En una entrevista concedida en exclusiva a RT en La Paz, el mandatario indicó que prácticamente ha perdido la confianza en Europa. "Está en sus manos cómo resolverlo, cómo explicarlo o cómo enmendar este error", añadió. 

La reacción de Morales estuvo seguida por la de otros líderes de la región. La reunión de urgencia de presidentes de Suramérica para tratar el incidente en Europa finalizó con una declaración que exige disculpas de los países involucrados. En las declaraciones de los mandatarios las críticas ya se extendían a toda Europa por ser un mero títere de EE.UU. 

Estas denuncias han conseguido que una gran parte de los bolivianos empezara a sentir inquina hacia Europa, una aversión que avanza hacia los niveles de rechazo hacia EE.UU. y que hace pensar que las relaciones diplomáticas entre ambos continentes no han hecho más que comenzar un declive de una magnitud insondable.

actualidad.rt.com