Imagen de archivowww.fuerzasmilitares.org (25AGO2013).- La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos ubicó micrófonos en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, dijo el semanario alemán ‘Der Spiegel’ en un reporte que podría tensar las relaciones entre Washington y sus aliados.

Citando documentos secretos estadounidenses obtenidos por el excontratista de inteligencia ahora fugitivo Edward Snowden, ‘Der Spiegel’ dijo que los archivos mostraban cómo Estados Unidos espió sistemáticamente a otros estados e instituciones.

‘Der Spiegel’ señaló que la Unión Europea y el organismo de supervisión nuclear de la ONU, la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA), estaban entre los objetivos de agentes de inteligencia estadounidenses.

En el verano boreal del 2012, expertos de la NSA consiguieron ingresar a un sistema de conferencias de video de la ONU al develar su esquema de codificación, de acuerdo a uno de los documentos citados por el semanario.

"El tráfico de datos nos ofrece teleconferencias de video de Naciones Unidas", sostuvo ‘Der Spiegel’ al citar un documento, y agregó que en el transcurso de tres semanas el número de comunicaciones decodificadas subió a 458 desde 12.

Archivos internos también muestran que la NSA espió al consulado de la UE en Nueva York después de que se trasladó a nuevas oficinas en el otoño boreal del 2012. Entre los documentos copiados por Snowden desde computadoras de la agencia estadounidense había planes para la misión del bloque, su infraestructura y servidores. Según los documentos, la NSA gestiona un programa de escuchas en más de 80 embajadas y consulados en todo el mundo llamado "servicio especial de recopilación".

"La vigilancia es intensa y bien organizada y tiene poco o nada que ver con mantener a raya el terrorismo", escribió ‘Der Spiegel’.

Las filtraciones de Snowden han avergonzado a Estados Unidos al exponer el alcance mundial de sus programas de espionaje. Washington ha dicho que sus agentes operan dentro de la ley y que las filtraciones han perjudicado la seguridad nacional. Hace una semana, Gran Bretaña, un importante aliado de Estados Unidos en el campo de la inteligencia, detuvo a la pareja de un periodista del diario ‘The Guardian’ que ha liderado la cobertura sobre las filtraciones de Snowden. La policía británica dijo que los documentos incautados al brasileño David Miranda eran "altamente sensibles" y podrían haber puesto vidas en riesgo.

La semana pasada, el ‘The Guardian’ dijo que destruyó equipos de computadoras que contenían archivos enviados por Snowden, luego de que fuera amenazado con posibles acciones legales por asesores del Gobierno británico. En una carta abierta al primer ministro británico, David Cameron, y publicada el domingo, editores de importantes periódicos nórdicos dijeron que la detención de Miranda y las medidas contra el ‘The Guardian’ estaban "socavando la posición de la libertad de prensa en todo el mundo".

"Estamos profundamente preocupados de que un firme defensor de la democracia y el debate libre como Reino Unido use leyes contra el terrorismo para legalizar lo que equivale a un acoso contra el diario y los individuos asociados a él", dijo la carta conjunta de los diarios ‘Dagens Nyheter’ de Suecia, ‘Helsingin Sanomat’ de Finlandia, ‘Politiken’ de Dinamarca y el ‘Aftenposten’ de Noruega.

Reuters