Ayman al Zawahiriwww.fuerzasmilitares.org (13SEP2013).- El líder del grupo terrorista Al Qaida, Ayman al Zawahiri, ha instado a los musulmanes a cometer ataques limitados contra EE.UU. para desgastarlo económicamente, en una grabación de audio difundida en las últimas horas en internet con motivo de duodécimo aniversario del 11-S.

Al Zawahiri arengó a los fieles a mantener a EE.UU. en estado de alerta y tensión ante la incertidumbre de cuándo se producirá el siguiente atentado.

«Aparte de lanzar ataques esporádicos en diversos lugares, como la guerra de guerrillas en Somalia, el Yemen, Irak y Afganistán, debemos perseguirlos en esta guerra en su propia casa», sugirió en su mensaje, de más de una hora de duración.

El dirigente terrorista explicó que para este fin no es necesario que un grupo grande de personas lance un ataque, ya que basta con un individuo o unos pocos. Aun así, no descartó que se pueda perpetrar «un gran golpe, aunque se esperen años».

El objetivo -agregó- es «desgastar a EEUU económicamente y provocarle para que prosiga con sus grandes gastos militares para garantizar su seguridad».

El punto débil: la economía

Al Zawahiri consideró que el punto débil de EE.UU. es su economía, que, afirmó, ha empezado a tambalearse por dichos gastos, por lo que «si prosigue con ellos caerá como cayeron antes imperios arrogantes».

Por ello, solicitó a los musulmanes que boicoteen la economía estadounidense y que reemplacen el dólar por la moneda de países que no participen en agresiones contra el pueblo islámico.

El mensaje del líder de Al Qaida, cuya autenticidad no pudo ser comprobada, ha sido publicado con motivo del aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en territorio estadounidense.

Para Al Zawahiri, esos atentados fueron «el resultado de los crímenes reiterados de EEUU contra los musulmanes y de la ocupación de tierras musulmanas».

La «farsa» de Egipto

En la grabación, el líder terrorista, de nacionalidad egipcia, mencionó a su país y a los Estados donde se ha producido la Primavera árabe. En su opinión, lo ocurrido en Egipto tras el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak en febrero de 2011 ha sido una «farsa».

«En Egipto, EEUU efectuó la farsa del traspaso del poder de Mubarak a un militar de Mubarak (Junta militar) y luego lo entregó a un movimiento islámico (los Hermanos Musulmanes), tras prolongados regateos y entendimientos», indicó.

Sin embargo, a juicio de Al Zawahiri, Washington no soportó más de un año que los islamistas estuvieran en el poder y ordenó «el golpe militar de los laicos, los cristianos y de facciones islámicas», que depuso al presidente Mohamed Mursi, que militó en el pasado en la Hermandad, el 3 de julio.

Aun así, el dirigente de Al Qaeda consideró que Mursi «no gobernó de acuerdo a la 'sharía' (ley islámica) y respetó todos los compromisos de seguridad con EEUU y el acuerdo de paz con Israel. Ese fue el requisito para que asumiera la Presidencia».

abc.es