Las solas dimensiones geográficas de Rusia servirían para dar una idea de su importancia. Pero es su creciente potencial económico y político lo que lleva a muchos analistas a destacar la importancia mundial de las elecciones presidenciales que se realizarán este domingo.

Es el país más grande del mundo, con las mayores reservas de recursos minerales y energéticos del planeta, es parte del G8, del Consejo de Seguridad de la ONU y conserva parte del aura de influencia que heredó de la Unión Soviética (URSS).

Hoy Rusia es una de las economías de más rápido crecimiento y forma parte del grupo del BRIC (Brasil, Rusia, India y China), el bloque de economías emergentes de más proyección para las próximas décadas.

Este domingo Vladimir Putin intentará volver a la presidencia de su país luego de tener que "conformarse" con el cargo de primer ministro durante la última legislatura por el hecho de que la Constitución no permite tres períodos consecutivos.

 

Doce años atrás, acabó con el caos económico y político que le dejó Boris Yeltsin después de la caída de la Unión Soviética. Ese es su principal activo para mostrar al electorado.

Así mismo Putin subraya su intención de fortalezar la influencia política de Rusia en el mundo, evocando el pasado de la extinta URSS.

A pesar del reciente protagonismo ruso, los detractores de Putin critican su manera de dirigir el país con prácticas que consideran antidemocráticas y corruptas.

Las protestas callejeras que tuvieron lugar a fines del año pasado tras las elecciones legislativas rusas evidenciaron las primeras grietas del poder de Putin.

En ese escenario va Rusia a las urnas. BBC le explica por qué son importantes estas elecciones.

Su política exterior

Aunque no tiene el peso que tenía la Unión Soviética, Rusia juega un papel importante en el balance de poderes de las potencias internacionales.

El último movimiento de la política exterior rusa fue el veto contra la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para que el presidente sirio, Bashar al Asad, ceda el poder. Rusia, con amplios intereses económicos en Siria, criticó la medida como una antesala de la intervención militar internacional como ocurrió en Libia.

A ello se suma la incómoda posición de Rusia con respecto a Irán. Mientras Estados Unidos y la Unión Europea aplican sanciones a Teherán para que suspenda su programa nuclear, Moscú abastece de combustible a Bushehr, un reactor nuclear iraní.

Rusia vetó la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que le pedía a Bashar al Asad ceder el poder.

Rusia es renuente a apoyar las sanciones de la ONU contra Irán.

La campaña electoral rusa, no obstante, se ha centrado más en asuntos domésticos que en la política exterior.

"Pero lo que sí abunda son las referencias del candidato Putin a supuestos intentos de países extranjeros para interferir en las elecciones rusas utilizando ONG que se financian desde el extranjero", afirma a BBC Mundo Nicholas Redman, experto del International Institute for Strategic Studies, con sede en Londres.

Su influencia económica

"El contraste entre la situación de las cosas en los años de Yeltsin y el tiempo de Putin está demasiado fresco en la memoria", explica Edward Lozansky, periodista estadounidense y presidente de la Universidad Americana de Moscú, en un artículo difundido en la edición rusa de la BBC.

"Bajo Yeltsin el pueblo esperaba por meses los pagos de salarios y pensiones. Putin puso fin a todo esto", ejemplifica para defender las razones por las que considera que la mayoría de los rusos votará a Putin.

El líder es consciente del peso económico de su país y lo subraya: Rusia posee las mayores reservas de gas natural del mundo, las segundas mayores reservas de carbón y las octavas mayores reservas de petróleo.

Además es el primer exportador del gas natural y el segundo del petróleo. La empresa estatal Gazprom es el mayor productor y exportador mundial de gas, y es una fuente fundamental para las crecientes necesidades de Europa.

Su poderío militar

Como potencia nuclear y militar (Rusia tiene el quinto presupuesto militar más grande del mundo) es un mercado recurrente de asesoría y venta de armas.

De hecho, uno de los grandes lazos que une a Rusia con Siria es una serie de contratos de venta de armas y equipo militar ruso que superan los US$2.500 millones, según el el Centro para el Análisis de Estrategias y Tecnologías con sede en Moscú.

Rusia además no ha ocultado su intención de cerrar contratos de suministros de armas en varios países latinoamericanos, en particular con Brasil, Argentina y Chile.

"Hay posibilidades de cerrar acuerdos de cooperación técnico-militar con Brasil y Argentina. Con Chile también hemos adelantado conversaciones", señaló el director de la corporación estatal rusa Rostekhnologii, Serguéi Chémezov.

Desde 2005 Rusia le ha vendido a Venezuela cerca de US$5.000 millones en armas.

Concentración de poder

Si bien las encuestas y casi la totalidad de los analistas dan como ganador a Putin, hay quienes ven la posibilidad de que para ello deba pasar por una segunda ronda.

"Todos saben el resultado de esta elección. Ya sea en primera o en segunda ronda el vencedor será Putin. Por eso creemos que estas elecciones no traerán ningún cambio. Estas elecciones son sólo un procedimiento", le explica a BBC Mundo Ksenya Sokolova, de Golos, la única institución independiente en Rusia que supervisa la transparencia electoral, o su ausencia.

Los observadores dicen que su regreso al Kremlin ya está prácticamente garantizada. Si Putin llega a la presidencia una vez más, las nuevas normas que se extienden los periodos presidenciales de cuatro seis años le permitiría ocupar la oficina más importante del país hasta el año 2024.

BBC Mundo