Nicolás Madurowww.fuerzasmilitares.org (13OCT2013).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha creado el Centro Estratégico de Seguridad y Protección de la Patria (Cesppa), que le permitirá censurar determinadas informaciones. Se trata de una copia del Centro Situacional de Estudios de la Nación (Cesna), que en 2010 fundó el fallecido presidente Hugo Chávez.

El nuevo organismo podrá declarar de carácter reservado, clasificado o de divulgación limitada cualquier información, hecho o circunstancia que considere estratégicos para preservar la seguridad nacional.

La creación del Cesppa fue publicado en la Gaceta Oficial del pasado 7 de octubre y sus funciones serán la de «solicitar, organizar, integrar y evaluar las informaciones de interés para el nivel estratégico de la nación, asociada a la actividad enemiga interna o externa, provenientes de todos los organismos de seguridad e inteligencia del Estado y otras entidades públicas y privadas, según lo requiera la Dirección Político-Militar de la Revolución Bolivariana».

El diario «El Nacional» destacó que el decreto de Maduro es casi idéntico al publicado en Gaceta Oficial el 1 de junio de 2010, mediante el cual el entonces presidente Chávez creó el Cesna.

La única diferencia entre ambos organismos es que el de Maduro está adscrito al Ministerio del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión del Gobierno, en lugar del Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia.

En la Justicia

Oswaldo Cali, de la asociación civil Espacio Público, informó de que la impugnación del Cesna, formalizada el 15 de julio de 2010, está a la espera de sentencia. Pero como el Cesppa deroga el Cesna, el Tribunal Supremo podría rechazar la demanda, añadía el diario.

Cali consideró que, con independencia de que se denomine Cesna o Cesppa, constituye un «mecanismo de censura». El abogado advirtió de que su funcionamiento está expuesto de forma ambigua, lo cual puede abrir espacios al abuso de poder.

Con la creación del Cesppa, Maduro reedita un mecanismo que Chávez mantuvo en suspenso, quizás por el coste político que implica restringir la libertad de expresión y el derecho a la información, apuntaba «El Nacional».

Para que no se enteren

Tinedo Guía, presidente del Colegio Nacional de Periodistas, opinó que los problemas de escasez e inflación, que el Gobierno atribuye a una «guerra económica», son tan graves que el presidente pretende controlar la información: «Que la gente solo se entere de lo que le conviene, lo cual implica la radicalización de los continuos ataques a medios y periodistas».

Marco Ruiz, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, señala que aún Chávez -que cerró cadenas de televisión opositoras- demostró más habilidad para afrontar las críticas, mientras Maduro no sabe cómo hacerlo: «A falta de carisma, el presidente acude a la coerción para impedir que el ejercicio de la libertad de expresión fundamente las críticas a la gestión gubernamental, sobre todo en materia económica».

abc.es