Misiles Patriotwww.fuerzasmilitares.org (19NOV2013).- El 28 de octubre comenzó la segunda etapa del despliegue del escudo antimisiles (DAM) de EEUU en Europa. Esta etapa comprende la instalación en Rumanía de una base de interceptores de misiles. El siguiente paso es la creación de una base análoga en Polonia.

Los sistemas antimisiles ubicados tan cerca de las fronteras de Rusia representan una amenaza. Así lo dijo en la entrevista a La Voz de Rusia el director del Centro de Estudios Políticos y Sociales, Vladímir Yevséev.

La base de Deveselu, a ciento ochenta kilómetros de Bucarest, a partir de 2015, tendrá operativo el sistema antiaéreo de uso múltiple AEGIS, equipado con misiles interceptores Standard-3. Por ahora, AEGIS no puede interceptar las ojivas de los misiles estratégicos, pero este sistema tiene un gran potencial de modernización. Por lo tanto, representan una amenaza para las fuerzas estratégicas de Rusia, afirma Yevséev:

—La amenaza es absolutamente real y consiste en que los buques equipados con el sistema AEGIS que se acerquen a la zona de patrullaje de los submarinos nucleares rusos clase Borei en los mares nórdicos podrán interceptar cualquier misil que se dispare hacia el oeste.

Es por eso que Rusia está en contra de que los buques dotados de AEGIS sean desplegados en los mares de Noruega y del Norte, explica el experto. El Kremlin también se muestra preocupado por la presencia de este tipo de buques en el mar Negro y en el Báltico.

Según Yevséev, cuando Washington asegura que el escudo antimisiles en Europa está diseñado para rechazar las amenazas provenientes de Irán, es una verdad a medias. El experto ruso asegura que estas preocupaciones no tienen fundamento porque Teherán no dispone de ningún misil capaz de amenazar Europa. Para llegar a construir un misil balístico hay que contar con un modelo de al menos 2.000 kilómetros de alcance, mientras en la clasificación oficial para ser considerado estratégico el alcance del misil debe superar los 5.500 kilómetros. Pero es muy prematuro de hablar de sistemas de estas características en Irán, dice Vladímir Yevséev:

—Irán cuenta con los misiles Shahab-3 y Shahab-3m operativos con un alcance de tan sólo 1.100 kilómetros. Otro modelo es el Gard-1 cuyo radio de acción no supera los 1.600 kilómetros. Además no serán desplegados en las zonas fronterizas para, precisamente, no provocar ningún ataque desde el exterior. Los misiles de estas características no representan la más mínima amenaza para Europa. Los misiles que sí podrían hacerlo, aunque en un supuesto puramente hipotético, son los de la serie Sajil. Pero no están adoptados por el ejército y sus pruebas se suspendieron en otoño de 2011. De esta manera, vemos que la “amenaza proveniente de Irán” es un mito.

 El interlocutor de La Voz de Rusia recuerda que los misiles rusos están dotados con equipos para superar los sistemas de defensa antimisiles. Pero los diseñadores del DAM están desarrollando medidas de respuesta: sistemas de selección de objetivos, misiles interceptores contra blancos con ojivas múltiples y otras tecnologías. Por eso no se puede ignorar la amenaza que representa el DAM para las fuerzas estratégicas de Rusia. Existe ya y aumentará conforme se vayan perfeccionando las tecnologías militares. En este contexto Rusia se ve obligada a buscar nuevas soluciones para contrarrestarla. Y esto es un paso "hacia una nueva carrera armamentista", concluye el experto.
spanish.ruvr.ru