El general estadounidense Douglas Frase, al mando del Comando Sur, aseguró ante el Congreso que vigilan con cautela la situación de criminalidad en Venezuela, así como  también están pendientes  ”las turbulencias” en Bolivia y Haití. Además, dijo estar  preocupado por la influencia de Irán en la región

Señalaba el general que Venezuela enfrenta “incertidumbres sobre la salud” del presidente Hugo Chávez,una “persistente inestabilidad económica y crecientes niveles de violencia que generan mayores exigencias para el gobierno”.

 

Durante la audiencia para discutir el presupuesto del Comando Sur para el año fiscal 2013, Fraser mostró su preocupación por la falta de cooperación de Venezuela contra el narcotráfico. ”Las actividades criminales se extienden dentro del gobierno venezolano”, señaló, al recordar que el Tesoro estadounidense ya impuso sanciones al actual ministro de Defensa, Henry Rangel, y otros cinco funcionarios.

De igual forma, Fraser dijo que el Comando Sur sigue “tomando en serio la actividad iraní en la región y vigilando de cerca sus actividades“. No obstante, estimó que la relación entre Teherán y la región es principalmente diplomática y comercial. “Creo que el presidente (Mahmud) Ahmadinejad no tuvo el impacto que buscaba”.

AFP