Fuerza Aérea de Honduras, imagen de archivowww.fuerzasmilitares.org (27MAY2014).- Debido a que en la actualidad la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) se ha quedado atrás, porque la mayoría de los aviones de combate están inoperables en comparación con los de otros países de la región, el gobierno busca la forma de repotenciar al menos 30 aeronaves en los próximos meses.

Una fuente de entero crédito confirmó a LA TRIBUNA, que en la actualidad el país no llega ni a diez aviones de combate, ya que la mayor parte en los últimos años se fueron deteriorando ante la desidia de las autoridades y porque el mantenimiento es costoso.

Explicó que de la flota de F-5 que eran más de diez, actualmente solo funcionan alrededor de tres o cinco, mientras que de los Tucano, que son utilizados para entrenamiento de pilotos y labores de reconocimiento, solo están activos dos o tres y en las mismas condiciones está la flota de A-37.

Debido a ese panorama, las Fuerzas Armadas (FF AA) por mandato del Presidente Juan Orlando Hernández, ya tienen listo el plan de mejoramiento de la FAH, que en los próximos días será enviado al Congreso Nacional, donde se podría contemplar la compra de unos cinco aviones Súper Tucano, según informó la fuente.

En ese contexto, el vocero de las FF AA, José Antonio Sánchez Aguilar, explicó que “el mantenimiento de nuestros aviones de combate, que son los A-37, Tucano y F-5, es un procedimiento operativo normal dentro de las Fuerzas Armadas, y siempre estamos buscando presupuesto y apoyo de países amigos”.

Es así que se pretende “mantenerlos en su capacidad operativa para el cumplimiento de las misiones y en este caso asegurar el espacio aéreo para que esté libre de narcotraficantes que lo han estado utilizando”.

DENTRO DE LOS PLANES

Destacó que, “nosotros siempre tenemos en planes la repotenciación y el mejoramiento de nuestras capacidades con tecnología en nuestros aviones y cambiar aquellos equipos que ya llegaron a su vida útil, pero mientras eso no se logre por razones económicas, se debe repotenciar lo que tenemos”.

En ese caso, apuntó que “el Estado está haciendo las coordinaciones necesarias con la República Federativa de Brasil para poder potenciar y elevar las capacidades tecnológicas de los Tucano y con Israel las condiciones operativas de los F-5 y los A-37”.

Adelantó: “con Brasil se repararán entre 12 a 14 Tucano, 12 ó 14 A-37 y 10 F-5 donde también se recibirá apoyo de Israel”, sumando más de 30 aviones que permitirán garantizar la seguridad aérea del país.

Respecto a si tienen planificado comprar los aviones Súper Tucano, apuntó que “esa es la intención, ya que el Presidente aseguró que al finalizar su gobierno la Fuerza Aérea Hondureña quedará totalmente repotenciada, con capacidades para poder seguir luchando contra el narcotráfico, crimen organizado, las maras y pandillas”.

Los primeros pasos para la compra de esos aviones los inició el gobierno anterior, cuando se pretendía adquirir unos ocho Súper Tucano valorados cada uno entre 10 y 14 millones de dólares, pero al final el acuerdo no se concretó.

Respecto a los aviones Súper Tucano, que estaría adquiriendo, Sánchez Aguilar indicó que “eso dependerá de los planes estratégicos que tenemos en las Fuerzas Armadas, los recursos económicos y de la tecnología con que estén dotados estos aviones.

ARMAS DISUASIVAS

En cuanto a la necesidad de que Honduras cuente con armas disuasivas, debido a que las fuerzas de la región están dejando por debajo a Honduras, el vocero militar consideró que “todo Estado debe contar con una fuerza capacitada para poder defender su integridad territorial y mantener su soberanía nacional”.

Además de esa manera la FAH “se puede hacer sentir al hacer valer sus límites y defender su soberanía para que sea respetada por propios y extraños como el crimen organizado, narcotráfico, maras y pandillas.

Destacó que el Presidente Hernández dijo que lo importante es repotenciar a la FAH y no había necesidad de comprar un avión presidencial, pero sí urge adquirir aviones de transporte para poder auxiliar a la población en situaciones de emergencia.

Además para transportar a las autoridades de los poderes del Estado, como el Congreso Nacional, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y otras instituciones cuando el caso lo amerite y para llevar ayuda a zonas remotas de Honduras y países hermanos.

Sobre los incidentes que se han venido registrando en el Golfo de Fonseca, expuso que “en Centroamérica no se está pensando en un conflicto de Estado a Estado, contamos con la organización de Conferencias de Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC), donde dirimimos todos los conflictos de orden militar”.

“Hay hechos que suceden por la imprudencia y la juventud de algunos jóvenes, como sucedió con la lancha que arrolló a los pesqueros hondureños, pero no es un mandato del Estado o de un comandante militar de aquel país, siempre se ha mantenido una estrecha coordinación entre los ejércitos CA-4 de Centroamérica”, explicó.

Sobre la falta de apoyo de Estados Unidos, refirió que “esas son condicionantes económicas que han habido y Estados Unidos ha estado pasando por una situación económica un poco difícil como en otras partes del mundo, pero existe una estrecha cooperación en muchas áreas”.

Sobre cuándo comenzarán los procesos de repotenciación, indicó que “se está esperando que estén listos los convenios y que el Congreso Nacional les dé el visto bueno, pero ya se iniciaron los trabajos con los equipos de Israel y en un término de dos a tres meses tener todo este equipo debidamente repotenciado con todas las capacidades”.

latribuna.hn