Unos 15 mil efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) se desplegaron a través de la Operación Centinela para el resguardo y control de las fronteras de Venezuela con Colombia, Brasil y Guyana.

Este plan de seguridad busca rastrear y desmantelar los laboratorios de droga y presencia de grupos generadores de violencia en el territorio nacional.

La información la suministró el ministro de Defensa, general en jefe, Henry Rangel Silva, quien visitó la región tachirense para dar a conocer sobre los avances de la Operación Centinela, la cual mantiene 150 puestos fronterizos, desde donde se despliegan las acciones de inteligencia y patrullaje militar en las zonas.

El ministro explicó, durante la rueda de prensa que ofreció en el Batallón 211 Antonio Ricaurte, en la población de Rubio, que la Operación Centinela se refuerza con labores puntuales de inteligencia y alerta sobre situaciones específicas.

 

En la entidad tachirense, esta plan cuenta con un despliegue de más de 2 mil funcionarios, quienes se mantienen con el rastreo desde, el 11 de marzo, en las poblaciones de San Vicente de La Revancha hasta la ciudad de Rubio, en el municipio Junín, en plena frontera colombo-venezolana.

"Se hacen labores de inteligencia y patrullajes para detectar los posibles campamentos de procesamiento de droga, ya que por el tiempo se encuentran en el ciclo de siembra y algunas informaciones para llegar a estos sectores", señaló.

Indicó que la operación arrojó resultados positivos y  las acciones militares que se efectuaron están apegadas a la ley y respeta los derechos humanos.

El ministro también ofreció detalles sobre el asesinato de los efectivos de la 25 Brigada Mecanizada del Ejército Nacional, el capitán, Jackson Ruiz Niño y el sargento, Nelson Gómez, el pasado 10 de marzo, en el sector Baritalia de Junín, por parte de grupos generadores de violencia.

Informó que se practicó la detención de 17 personas, de las cuales 14 son de ciudadana colombiana y 3 venezolanos, quienes se encuentran privados de libertad en el departamento de Procesamiento Militar del Centro Penitenciario de Occidente, (CPO), en la población de Santa Ana, municipio Córdoba.

AVN