Raúl Castrowww.fuerzasmilitares.org (11SEP2014).- El gobierno de Cuba denunció hoy el "recrudecimiento sistemático" del embargo económico de EE. UU., cuyo impacto cifró en más de 1,1 billones de dólares desde su implantación en 1962, y denunció que se ha convertido en una "guerra financiera" que impide el desarrollo económico del país. 
El viceministro de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno, se refirió al "bloqueo" como un "acto genocida y vil" con "dimensión extraterritorial", ya que Estados Unidos trata de imponerlo a terceros países. 
Moreno presentó ante la prensa el informe anual en el que el gobierno cubano evalúa el impacto de esta medida. 
La cifra de 1,112 billones de dólares, que establece su valor en función del oro, es levemente inferior a la presentada el año pasado -precisamente por la reducción del precio del oro-, en el periodo abarcado de abril del 2013 a junio del 2014. 
A precios corrientes, durante todos estos años, el embargo ha supuesto para la isla prejuicios económicos por más de 116.880 millones de dólares, según este informe de propuesta de resolución que Cuba presentará a la ONU el próximo 28 de octubre. 
Moreno destacó que el "carácter extraterritorial" de leyes asociadas al embargo "tiene un impacto directo" en el comercio exterior y la promoción de inversiones extranjeras en el país. 
Los daños al comercio exterior en el periodo abarcado ascienden a 3.900 millones de dólares en el periodo analizado, sobre todo por los ingresos no percibidos por exportaciones de bienes a Estados Unidos, mercado vetado para Cuba. 
Según el informe, si tan solo entraran al mercado norteamericano productos como el ron o el tabaco, el país dispondría de 205,8 millones de dólares adicionales. 
Moreno acusó la "implacable persecución" a inversores en Cuba y a las transacciones financieras al país, a través de cuantiosas sanciones que desincentivan establecer lazos económicos con Cuba. 
Señalaron como el caso "más alarmante" la "megamulta" impuesta al banco francés BNP Paribas de 8.970 millones de dólares por realizar transacciones bancarias con la isla. 
También resaltó los daños infringidos al turismo, que está dejando de recibir más de 2.000 millones de dólares por los impedimentos para viajar a la isla a ciudadanos estadounidenses. 
"No hay un solo ámbito de la vida diaria de los cubanos que este exento de la acción destructora y desestabilizadora del bloqueo", afirmó Moreno en rueda de prensa en una escuela especial "Solidaridad con Panamá" para niños con algún tipo de incapacidad. 
Según dijo, hay 22.872 estudiantes como los de esa escuela, con necesidades especiales, que se ven afectados por el bloqueo ya que no entran a la isla "insumos necesarios" para atenderles. 
Insistió en el obstáculo que el embargo supone para Cuba a la hora de prestar servicios básicos y gratuitos para la población, como la educación y la salud, que son los pilares de la Revolución Cubana. 
En el terreno de la salud, los costos asociados para Cuba del bloqueo durante el periodo de análisis ascienden a 66,5 millones de dólares, aunque, según resaltó el viceministro, ninguna cifra "refleja los costos intangibles de la trascendencia social y humana del daño causado por la imposibilidad de acceder a medicamentos y tecnología". 
También culpó al embargo de las dificultades que hay en la isla al acceso a Internet, ya que EE. UU. impide que las empresas que prestan servicios de acceso de banda ancha operen en Cuba con normalidad, por lo que el acceso es "caro y escaso".
EFE