Embraer KC-390www.fuerzasmilitares.org (12SEP2014).- La empresa española de ingeniería y construcción Sener se adjudicó un contrato para suministrar uno de los sistemas con que el fabricante brasileño de aviones Embraer equipará su carguero militar KC-390, informó hoy la multinacional.

Sener suministrará un sistema especial de manipulación para facilitar el ensamblaje de las grandes piezas móviles del KC-390, un carguero que Embraer pretende ofrecer como alternativa al Hércules estadounidense, informó hoy la compañía española en un comunicado.

"Este sistema automatizado, diseñado y fabricado por SENER, permite el ensamblaje de las piezas con gran calidad, repetibilidad y ajustada tolerancia. El sistema puede ser utilizado por Embraer tanto en los procesos de fabricación como en los de mantenimiento", según la nota.

La firma de ingeniería destacó que se trata de su primer contrato con el gigante aeronáutico brasileño desde que se instaló en 2010 en Brasil, con oficinas en Río de Janeiro y Sao Paulo en las que cuenta con 300 profesionales.

"Es un importante paso para Sener en Brasil, pues es el primero (contrato) que la compañía suscribe, desde el Departamento de Aeronáutica, con el tercer fabricante mundial de aviones civiles", afirmó el director del Departamento de Aeronáutica y Vehículos de la empresa española, Iñigo Gurrea, citado en el comunicado.

"El contrato con Embraer supone un hito en Brasil para Sener, que ya estaba presente en campos como las infraestructuras civiles y las plantas industriales, y también en el ámbito naval gracias a la implantación de su Sistema FORAN, pero aún no se había posicionado en el sector aeroespacial como le corresponde", dijo por su parte el director general de la compañía en Brasil, Guido Casanova.

Sener cuenta con importantes clientes en Brasil, como la petrolera estatal Petrobras y la constructora Odebrecht, y ha participado en proyectos como la construcción del estadio mundialista de Sao Paulo y de la línea 4 del metro de esta misma ciudad.

La empresa de ingeniería, con más de 50 años de vida, tiene una veintena de oficinas en países como Argentina, Brasil, China, Colombia, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, India, Japón, México, Polonia, Portugal y Chile.

El carguero KC-390 proyectado por Embraer tiene mayor capacidad que el Hércules C-130, el avión que la estadounidense Lockheed Martin comenzó a fabricar hace varias décadas y del que hay decenas de unidades cuya vida útil llegará al fin en los próximos ocho años.

Un estudio de viabilidad de Embraer identificó 700 aviones de transporte militar en 77 países cuya vida útil está próxima a terminar o que necesitan ser modernizados y la empresa brasileña pretende aprovechar este nicho de mercado.

EFE