William Brownfieldwww.fuerzasmilitares.org (17SEP2014).- El subsecretario estadounidense de Estado para Antinarcóticos y Seguridad, William Brownfield, reconoció hoy que su país estudiará "el impacto de la legalización de las drogas" de una forma "científica y objetiva", pero que considera "simplista" pensar que con la despenalización "se resuelve el problema".

El "zar antidrogas" de EEUU expresó, tras un recorrido por la zona fronteriza entre Panamá y Colombia a un asentamiento militar colombo panameño y comunidades de la región donde la embajada estadounidense impulsa programas de desarrollo como herramientas contra el narcotráfico, que "si legalizamos (las drogas) tendremos un problema aún mayor de salud pública".

"Hay que buscar una política pragmática y seria sin caer en el simplismo", subrayó a Efe el jefe estadounidense antidrogas, que mañana parte hacia Guatemala, donde el próximo viernes liderará la delegación de EEUU que participará en la asamblea general extraordinaria que celebrará la Organización de Estados Americanos (OEA) centrada en las políticas antidrogas en el continente.

En la sesión del viernes de la OEA "vamos a tener ese diálogo" sobre "estrategias, políticas y procesos antidrogas en todo el mundo", insistió Brownfield, quien recordó que los estados de Colorado y Washington, en EEUU, "han decidido legalizar el consumo de marihuana, la producción y venta del cannabis, en contra del gobierno federal".

Señaló que por su parte, el gobierno federal "ha decidido marcar 8 categorías que vamos a monitorear" en los estados que han legalizado la marihuana, entre las que destacó: la

cantidad de accidentes relacionados con el consumo de marihuana; el número de menores que la consumen; el número de ingresos hospitalarios a causa de su consumo; y el número de detenciones cerca de las escuelas e iglesias.

"Hasta cierto punto es un experimento: vamos a estudiar el impacto de la legalización de una forma científica y objetiva", reiteró.

"El gobierno de EEUU no dice que la encarcelación es la solución al problema, que es más un problema de salud pública que merece una solución basada en la salud", añadió Brownfield.

En una visita a Panamá la semana pasada del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, el mandatario centroamericano dijo en una entrevista a Acan-Efe que después de décadas de negarse a hacerlo, las autoridades de EEUU ya estaban abiertas a por lo menos hablar de despenalización.

El subsecretario estadounidense antidrogas confirmó abundando en sinónimos que en la sesión extraordinaria de la OEA se hablará, se debatirá, se conversará, se dialogará sobre diferentes estrategias para combatir el problema de las drogas y mencionó países que han avanzado hacia la legalización como Uruguay, Países Bajos, Portugal y Suiza.

A su vez, ensalzó la figura de Pérez Molina y su gobierno, por quienes "tengo y tenemos un respeto enorme" por sus esfuerzos "enormes y positivos" en la colaboración con EEUU para "resistir y combatir el tráfico de la droga".

"No hay gobierno en el mundo" más colaborador con EEUU en su lucha contra el narcotráfico que el de Pérez Molina, según Brownsfield, que se reuniría la noche del lunes con el presidente panameño, Juan Carlos Varela.

El martes, el subsecretario estadounidense viajará Guatemala, donde además de participar el viernes en la sesión de la OEA, antes visitará programas financiados porEstados Unidos y se reunirá con las autoridades locales para discutir sobre asuntos bilaterales, incluida la emigración de niños indocumentados sin compañía de un adulto hacia Estados Unidos.

EFE