El Papa Benedicto XVI condenó el domingo el narcotráfico y la corrupción durante una misa multitudinaria en Silao, 294 kilómetros al noroeste de Ciudad de México. El Pontífice urgió a los católicos a mirar a su fe como respuesta a la pobreza y el crimen y a rechazar la violencia y la venganza.

Más de medio millón de personas se concentraron para escuchar el mensaje del Papa junto al monumento Cristo Rey, uno de los más importantes del catolicismo mexicano.

En su homilía, el Papa pidió a los mexicanos dirigirse a la Virgen de Guadalupe, patrona del país.

"En estos momentos en que tantas familias se encuentran divididas o forzadas a la migración, cuando muchas padecen a causa de la pobreza, la corrupción, la violencia doméstica, el narcotráfico, la crisis de valores o la criminalidad", se acuda a "María en busca de consuelo, fortaleza y esperanza".

Reto en Cuba

A la misa acudieron el presidente, Felipe Calderón, así como los candidatos a sucederle en las elecciones de julio, lo que muchos interpretaron en México como un ejemplo de la influencia que la Iglesia ejerce todavía en la vida política del país.

También estuvieron presentes el exmandatario Vicente Fox y diversas personalidades del empresariado nacional.

A lo largo de su viaje, el líder de la Iglesia Católica ha hecho varias referencias a la crisis de inseguridad que vive el país, explicó nuestro corresponsal. Y este sábado saludó a familiares de víctimas del narcotráfico.

Este domingo ofrecerá otro discurso a los obispos de México y Latinoamérica en la catedral de León (Guanajuato).

Después le espera otro reto en Cuba, donde los católicos -a diferencia de México- no son mayoría.

Y donde muchos tendrán la mirada puesta en la reacción del gobierno comunista a sus palabras.

Como recordó el enviado especial de BBC Mundo a Guanajuato, Ignacio de los Reyes, esta misa fue el último gran baño de masas para Benedicto XVI en México antes de su viaje a Cuba el lunes.

"Cientos de miles de peregrinos de toda América Latina y de España soportaron el intenso calor para ver al Papa en esta explanada de Silao, junto a uno de los monumentos más representativos del mundo católico en México, el del Cristo Rey", dijo De los Reyes.

BBC Mundo