Los problemas de acaparamiento y especulación están siendo combatidos desde diferentes perspectivas y por distintas agencias gubernamentaleswww.fuerzasmilitares.org (26OCT2014).- El gobierno de Venezuela considera la posibilidad de retirar la nacionalidad a los comerciantes de origen extranjero que se dediquen a la reventa ilegal de distintos productos en el marco de acciones para combatir el contrabando y la especulación, dijo una autoridad este sábado.

"Hay una importante cantidad de personas extranjeras dedicadas a esta actividad (de reventa) de violar leyes en la nación. Esta violación a la ley amerita revertir la nacionalidad y permisos de residencias emitidos por la República", dijo el superintendente de precios justos, Andrés Eloy Méndez, en un anuncio transmitido por la televisión estatal.

Méndez anunció que la próxima semana iniciará una inspección nacional para combatir el acaparamiento, la especulación y la reventa de productos básicos que, según el gobierno, son responsables de la escasez que se registra en Venezuela.

En estas inspecciones participarán distintas entidades gubernamentales, entre ellas el servicio administrativo de identificación, migración y extranjería, detalló Méndez.

Venezuela ha sido destino de distintas oleadas de inmigrantes tanto de la región -Colombia, Perú y Ecuador- como de Europa -España, Italia y Portugal-, además de países árabes, muchos de ellos dedicados al comercio.

"Los acogemos en el país porque los queremos y apreciamos pero no para que vengan a violentar nuestras leyes", añadió Méndez.

El presidente Nicolás Maduro emitió días atrás un decreto que busca frenar la reventa en el sector informal, en el que productos básicos son vendidos por encima de la tasa oficial.

Desde hace varios años, alimentos como leche, azúcar, café o productos de aseo personal y medicamentos, la gran mayoría importados, son vendidos a un precio oficial, lo que ha alentado una reventa en el mercado informal y un masivo contrabando hacia la vecina Colombia.

Hace dos meses, Maduro lanzó además un plan de lucha contra el contrabando en el que participan 17.000 soldados desplegados en los 2.200 kilómetros de frontera con Colombia.

Venezuela atraviesa una complicada situación económica marcada por una inflación superior al 60%, una escasez de productos básicos y una sequía de dólares que complica las importaciones en un país donde la mitad de los alimentos y productos son de fabricación extranjera.

elespectador.com