Sustancias químicas peligrosas: Trabajadores médicos demuestran cómo deshacerse de sustancias químicas peligrosas durante un simulacro en la Base Naval del Pacífico en Puerto Quetzal, Guatemalawww.fuerzasmilitares.org (06NOV2014).- Los gobiernos de Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador trabajan en conjunto para reforzar sus iniciativas policiales contra los precursores químicos empleados en la fabricación de drogas sintéticas tales como la metanfetamina cristalizada.

Comparten información sobre el tráfico y la producción, así como conocimientos específicos sobre cómo deshacerse de dichas sustancias químicas de modo seguro. Además, están trabajando para integrar las iniciativas de fuerzas militares y policiales a fin de colaborar mejor en la lucha contra las drogas sintéticas.

Un centro para deshacerse de precursores químicos

Por ejemplo, a principios de septiembre, autoridades policiales visitaron el centro antidrogas de Guatemala en el departamento de Zacapa, para ver cómo deshacerse de sustancias químicas precursoras.

“El programa en Guatemala para destruir estas sustancias químicas es líder en la región y es de clase mundial”, señaló Erick Somarriba, representante de la Organización de Estados Americanos (OEA) para el programa de destrucción de precursores químicos de Guatemala.

El centro es enorme, con una superficie de 50.000 metros cuadrados. Cuenta con 15 químicos y tres asesores que trabajan para asegurarse de que las sustancias químicas precursoras se desechen de modo seguro, sin dañar a la población o al medio ambiente. En conformidad con los protocolos de la OEA, los químicos usan cascos, anteojos y guantes mientras destruyen las sustancias peligrosas.

Y son muchas las sustancias peligrosas que destruyen. Por ejemplo, en abril destruyeron unas 53 toneladas de sustancias químicas precursoras incautadas de grupos narcotraficantes.

El centro antidrogas utiliza principalmente equipo que las fuerzas de seguridad guatemaltecas han incautado de organizaciones narcotraficantes. Por ejemplo, grandes recipientes que los operarios del crimen organizado utilizaban antes para hacer drogas sintéticas se utilizan ahora en el centro para destruir sustancias químicas precursoras.

“Lo que antes se usaba para fabricar drogas, ahora lo usamos para destruir droga”, comentó Eunice Mendizábal, Viceministra de Antinarcóticos de la Gobernación de Guatemala.

Las autoridades guatemaltecas optaron por “un abordaje adecuado” al construir el centro, afirmó Sandino Asturia, director del Centro de Estudios Guatemaltecos (CEG). “No hay que verlo solo como un centro de destrucción de droga, sino como un espacio en beneficio de la salud pública”.

Si bien la cocaína y la marihuana continúan dominando el mercado de drogas ilegales en Latinoamérica, el aumento de los laboratorios de producción y los decomisos de grandes cantidades de sustancias químicas precursoras en Centro y Sudamérica sugieren que la fabricación de drogas sintéticas es un negocio en crecimiento, según un informe titulado “La Evaluación Global de las Drogas Sintéticas” (“Global Synthetic Drugs Assessment”) publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

Entre 2007 y 2012, agentes policiales incautaron 79 toneladas de sustancias químicas precursoras en Centroamérica, el Caribe y Sudamérica. La mayor cantidad de decomisos se produjo en El Salvador, seguido por Guatemala, Argentina, Honduras y Panamá.

Diálogo Américas