Competencia de tiro: El Centro Nacional de Tiro Deportivo del Complejo Olímpico Deodoro será remodelado para adecuarse a las exigencias del Comité Olímpico Internacional (COI) y de las pruebas de los Juegos Olímpicos Rio 2016. [Imagen: Prefectura de Rio]www.fuerzasmilitares.org (17NOV2014).- Las Fuerzas Armadas de Brasil no solamente estarán brindando seguridad para las Olimpíadas 2016 a celebrarse en Rio de Janeiro entre el 5 y el 21 de agosto. Allí tendrán lugar varias competiciones, y miembros de las Fuerzas Armadas brasileñas incluso competirán en varias modalidades.

Garantizar la seguridad del público en todos los estadios olímpicos durante el evento será una compleja tarea en la que entran en juego varios factores. “Las Fuerzas Armadas desempeñarán actividades de coordinación, gestión y seguridad”, manifestó el Centro de Comunicación Social del Ejército Brasileño (CCOMSEx).

La experiencia de Brasil tras ser sede de varios torneos previos, como los Juegos Mundiales Militares 2011, será fructífera para la próxima misión.

“Participar de la organización de un evento deportivo que contó con cerca de 4.000 atletas de 112 países, y en el cual Brasil obtuvo el primer puesto en el cuadro de medallas, definitivamente fue más que una misión cumplida”, manifestó el General Fernando Azevedo e Silva refiriéndose a los Juegos Mundiales Militares. Silva fue presidente de la Comisión Deportiva Militar de Brasil durante dicha competición, y ahora se desempeña como presidente de la Autoridad Pública Olímpica (APO). La APO es un consorcio público formado por el gobierno federal, el estado de Rio de Janeiro, y la municipalidad de Rio de Janeiro, con el objetivo de coordinar estas tres entidades en la preparación y la realización de los Juegos 2016.

Instalaciones nuevas y remodeladas

Por su parte, en el Complejo Olímpico de Deodoro, perteneciente al Ejército y ubicado al oeste de Rio, se disputarán 11 modalidades olímpicas, incluyendo canotaje, hockey sobre césped, hipismo, pentatlón moderno, rugby, kayakismo, y tiro deportivo. Además, en el complejo tendrán lugar cuatro modalidades paralímpicas, como esgrima en silla de ruedas y fútbol 7.

Casi el 60% de las instalaciones del Complejo de Deodoro ya se encuentran operativas. Fueron utilizadas durante los Juegos Panamericanos 2007 y los Juegos Mundiales Militares 2011. El centro de tiro del complejo sufrirá pequeñas remodelaciones para adecuarse a las exigencias del Comité Olímpico Internacional (COI): las obras comenzaron el 3 de julio de 2014 y se prevé se culminarán para el primer semestre de 2016.

El Complejo de Deodoro cuenta con estadios permanentes, temporales y nuevos. Los permanentes son:

  • :: El Centro de Hockey sobre Césped Sargento João Carlos de Oliveira (Centro Olímpico de Hockey sobre Césped), que cuenta con dos canchas que serán adaptadas. Durante los Juegos, la cancha principal contará con una capacidad para 7.500 espectadores y la cancha secundaria tendrá una capacidad de 5.000 asientos temporales.
  • :: El Centro de Tiro Teniente Guilherme Paraense (Centro Nacional de Tiro Deportivo), donde se realizarán las competencias de tiro. El estadio lleva su nombre en honor al oficial del Ejército que obtuvo la primera medalla de oro olímpica para Brasil, en la modalidad tiro rápido con pistola en los Juegos Olímpicos de Amberes en 1920.
  • :: El Parque Ecuestre General Eloy Menezes (Centro Nacional de Hipismo) será el sitio para eventos de salto y adiestramiento. El lugar será remodelado y ampliado, y tendrá una nueva clínica veterinaria y 72 departamentos para veterinarios y responsables de los caballos.
  • :: El Centro de Pentatlón Moderno Coronel Eric Tinoco Marques (Centro Acuático de Pentatlón Moderno), donde habrá una piscina que será remodelada para cumplir con los estándares de las Olimpíadas. La capacidad será para 2.000 personas.

Nuevas instalaciones y estadios temporales

Además de remodelar estas instalaciones, las autoridades federales brasileñas esperan construir tres nuevos estadios que serán parte del Complejo de Deodoro.

Estos serán el Centro Olímpico de BMX, que tendrá capacidad temporal para 7.500 espectadores; el Estadio Olímpico de Canotaje, con una capacidad temporal de 8.500 espectadores; y el Estadio Coronel Wenceslau Malta (Arena Deodoro), donde se jugarán las rondas preliminares de básquetbol y esgrima. Este gimnasio tendrá una cancha multideportiva con capacidad para 5.000 espectadores. Luego de las Olimpíadas, se quitarán las gradas plegables que pueden albergar hasta tres mil espectadores, lo que dejará espacio para una segunda cancha multideportiva.

Las autoridades federales brasileñas también crearán dos estadios temporales: el Parque Olímpico de Mountain Bike, que tendrá capacidad para 25.000 espectadores (5.000 sentados y 20.000 de pie), y el Arena de Rugby y Pentatlón Moderno.

Por su parte, en el Campo de Instrucción de Gericinó del Ejército Brasileño, las autoridades militares están preparando el Parque Radical (X-Park), una gran área verde de 500.000 m2. Cuando finalicen los Juegos, las Fuerzas Armadas pondrán este parque a disposición de la comunidad.

“Esa área podrá tener un uso combinado como centro de entrenamiento para atletas de alto rendimiento, y área de recreación y práctica de actividades al aire libre”, señaló el CCOMSEx.

Deodoro recibe inversión gracias a los Juegos

El barrio de Deodoro, situado al lado de las áreas militares, padece de un sistema sanitario precario, constantes inundaciones y carreteras deterioradas. Dos de cada cinco residentes dependen de beneficios sociales del gobierno, y la misma cifra tiene bajos ingresos, obteniendo no más de dos salarios mínimos por mes.

Sin embargo, el barrio está comenzando a atraer inversiones a medida que continúan los avances en el Complejo Olímpico de Deodoro.

“Viví en Deodoro durante más de 10 años. Crié a mis dos hijos allí, y tengo un gran aprecio por el lugar”, manifestó Azevedo Silva. “Y, como carioca, sé de la importancia de invertir en esa región”.

dialogo-americas.com