Eso reveló jefe de las Fuerzas Armadas de ese país, general Martin Dempsey, tras visitar al país. Colombia le pidió a Estados Unidos más helicópteros, aviones espía, 'drones' y asistencia en inteligencia como parte de la nueva estrategia del gobierno quebusca golpear a las Farc y reducir su número de combatientes a la mitad en los próximos dos años.

Según Dempsey, que habló con los periodistas que lo acompañaron al viaje, los funcionarios colombianos le explicaron que los nuevos recursos servirían como un acelerador de la actual estrategia quebuscaría obtener los resultados previstos en el menor tiempo posible.

Hace poco el ministerio de Defensa anunció un nuevo plan que busca atacar las estructuras guerilleras y sus mandos medios. Parte de ese esfuerzo es lo que se conoce como 'Espada de Honor',estrategia responsable de los golpes recientes contra la guerrilla como los que se registraron en Arauca esta semana.

Pero de acuerdo con un recuento del diario Wall Street Journal, que acompañó al general durante el viaje, Dempsey se mostró cauteloso frente a la solicitud, especialmente en lo relacionado con los drones.

Por un lado, dijo el general, ya existe una alta  demanda por estos aviones no tripulados de EE.UU. en otras regiones del planeta como la Península Coreana, Oriente Medio y Africa.

"Antes de cambiar mis prioridades quisiera ver que los colombianos me convencieran de que realmente pueden alcanzar las metas que se han puesto y que estos recursos que nos han pedido realmente son la clave para acelerar los tiempos", dijo el General.

Además, fuentes militares indicaron que la transferencia o venta de 'drones' a Colombia es complicada pues el Congreso de este paísse ha opuesto a compartir tecnología tan sensible con otros países, incluso como aliados de la OTAN, como Turquía.

Fuentes consultadas por EL TIEMPO, le confirmaron a este diario que el país está interesado en comprar de Estados Unidos al menos 10 helicópteros Black Hawk que son necesarios para darle más movilidad a las Fuerzas Armadas en esta fase de la nueva estrategia.

El proceso, sin embargo, es lento y complicado dada la gran demanda que también existe por este tipo de aparatos.

De acuerdo con fuentes militares, la idea de Colombia es añadir dos nuevas Fuerzas de Tarea Conjunta a las 5 que ya están en operación.

Adicionalmente, Dempsey confirmó que el Pentagono piensa enviar a Colombia a comandantes de Brigada de EE.UU. que vienen de prestar servicio en Irak y Afganistán y que son expertos en contrainsurgencia.

La idea es que los comandantes sean enviados al frente de batalla donde permanecerán dos semanas junto al Ejército y la Policia colombiana.

Los militares, que llegarían en junio, estarán ubicados en las zonas de operación de las nuevas Fuerzas de Tarea Conjunta entre ellas Vulcano, que está asentada cerca a la frontera con Venezuela. Según Dempsey, los militares compartirán experiencias más no estarán autorizados para participar en combate.

eltiempo.com