Policías federales inspeccionan una tubería de drenaje fuera de la prisión de máxima seguridad del Altiplano al oeste de la ciudad de México.
Policías federales inspeccionan una tubería de drenaje fuera de la prisión de máxima seguridad del Altiplano al oeste de la ciudad de México.

www.fuerzasmilitares.org (13JUL2015).- El narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como el 'Chapo', volvió a escapar de la cárcel. Esta vez gracias a un túnel de un kilómetro y medio de longitud.

Según la Comisión Nacional de Seguridad, la fuga del otrora líder del cartel de Sinaloa se prdujo el sábado en horas de la noche.

Una operación de búsqueda ya está en marcha cerca de la prisión de máxima seguridad El Altiplano, en el estado de México, donde Guzmán estaba recluido.

Según el corresponsal de BBC Mundo en México, Alberto Najar, en las carreteras cercanas hay retenes de seguridad con militares, policías federales e infantes de marina. También se cerró el aeropuerto internacional de la vecina ciudad de Toluca.

De acuerdo con la CNS, a las 20:52 del sábado Joaquín Guzmán llegó al área de regaderas de la prisión, donde habitualmente realizaba su aseo personal. Pero "al prolongarse la invisibilidad del interno" se emitió la alerta.

Por un túnel

Según el comisionado Monte Alejandro Rubido, el túnel por el que escapó Guzmán empezaba precisamente en la zona de regaderas y "era de 50 x 50 centímetros y un metro y medio de profundidad".

Este llegaba a un conducto vertical de 10 metros de profundidad, habilitado con una escalera, que comunicaba con otro túnel de 1,7 metros de altura por 80 centímetros de ancho.

Y, según Rubido, este segundo túnel llegaba hasta un inmueble ubicado en la colonia Santa Juanita, extendiéndose "por una longitud aún indeterminada pero que, en línea recta, de punto a punto, representa más de 1.500 metros".

Tenía ventilación, alumbrado y hasta una motoneta", relató este domingo en conferencia de prensa.

El 'Chapo' había sido recapturado el 22 de febrero del 2014, luego de haberse mantenido prófugo por más de 13 años.

Arrestado por primera vez en Guatemala en 1993, el que luego se convertiría en el hombre más buscado del mundo pasó en esa oportunidad ocho años en prisión, hasta su primera fuga, en enero del 2001.

Esta vez solamente estuvo 17 meses tras las rejas.

Duro golpe

Nacido en el poblado sinaloense de Badiraguato, hace aproximadamente 57 años, Guzmán se vinculó con el mundo del narcotráfico en la década de 1980.

Y luego de la captura en 1989 de Ángel Félix Gallardo –el denominado "Jefe de Jefes", quien para ese entonces controlaba casi todo el contrabando de drogas desde México hacia Estados Unidos–, fundó el cartel de Sinaloa.

Antes de su espectacular fuga del 19 de enero del 2001 –en una cesta de ropa sucia y con la ayuda de varios guardias corruptos–, pocos en México y en el mundo habían sin embargo oído hablar del 'Chapo', como se le conocía por su pequeño tamaño.

Pero una década después ya era el narcotraficante más buscado del mundo y controlaba la mayor parte de los envíos de cocaína, marihuana y metanfetaminas hacia Estados Unidos, y acumuló una fortuna personal que se estima en US$1.000 millones.

De hecho, antes de su segunda captura en la ciudad sinaloense de Mazatlán, el Departamento de Estado estadounidense ofrecía una recompensa de US$5 millones por información que condujera a su arresto.

Su captura por un comando de la marina mexicana fue presentada en su momento como un gran triunfo del presidente mexicano Enrique Peña Nieto. Y su fuga, este sábado, representa sin dudas un duro golpe para su gobierno.

De hecho, según el corresponsal de BBC Mundo en México, Juan Paullier, la de su fuga "es la noticia que nunca hubiera querido dar el gobierno de México".

"Hace un año y medio su captura le sirvió al presidente, de gira en estos días en Francia, para mostrar que su estrategia de combate a los carteles del narcotráfico daba resultado, al menos desde el punto de vista simbólico", recordó Paullier. "Aunque en la práctica poco parece cambiar con la detención de las figuras más visibles de las organizaciones criminales que sacuden a México", dijo.

Según nuestro corresponsal, aunque la presencia otra vez del 'Chapo en el terreno no modifica de forma sustancial el escenario, "sí asesta un duro golpe a la imagen de un gobierno incapaz de retener tras la rejas a sus criminales más peligrosos, que al mismo tiempo está empeñado en mostrar que el combate al narco va por buen camino".

semana.com